Hace 5 años sufrió lo mismo

En 2008 Nacional vivió un momento tan complicado como el actual, los dirigentes respaldaron al DT y ganaron

Hace cinco años, Nacional vivió una racha similar a la actual.

Entre el 3 y 17 de mayo de 2008 los tricolores, dirigidos por Gerardo Pelusso, cayeron en cuatro partidos consecutivos: Tacuarembó (1-2), Sao Paulo (0-2), Peñarol (2-4) y Progreso (1-3).

En ese interín los albos fueron eliminados de la Copa Libertadores y perdieron el clásico, un partido que tuvo ingredientes similares al último: a los cinco minutos abrió el marcador Peñarol con gol de Antonio Pacheco y en el transcurso del juego el árbitro expulsó a tres futbolistas de Nacional, igual que ahora.

En aquella oportunidad no terminaron el partido Bruno Fornaroli, Mathías Cardacio y Adrián Romero.

En aquel difícil momento, el presidente Ricardo Alarcón apoyó al técnico: “Pelusso es muy inteligente y le hizo un gran aporte al club por su forma de trabajar”, expresó entonces el dirigente.

Desde la tribuna bajaron algunos insultos para el entrenador, igual que sucedió el domingo pasado con Arruabarrena.

“El equipo no pasa por un buen momento y lamentablemente no podemos encadenar victorias que nos permitan salir de la situación deportiva en la que estamos”, dijo uno de los referentes que tenía el equipo, Óscar Morales, quien agregó que “es doloroso terminar así, pero tenemos que seguir trabajando para salir de esta situación”.

Pelusso continuó su trabajo, ganó la Liguilla como un premio consuelo y comenzó de cero la nueva temporada, en la que terminó ganando el Campeonato Uruguayo y jugando semifinales de la Copa.

Hasta Hugo De León, el técnico más exitoso de la institución en los últimos 15 años, tuvo su momento de críticas. En 2001 también perdió cuatro partidos seguidos, incluido el clásico. Fue eliminado de la Copa por América de Cali y el presidente Eduardo Ache lo convenció para que no renunciara, que era lo que De León quería hacer. Luego el equipo remontó y terminó ese año ganando el bicampeonato local. La confianza fue clave.


Populares de la sección

Comentarios