“Habría que reconocer que hoy estamos décimos en el mundo”

Diego Albanese, histórico referente de Los Pumas y comentarista de ESPN, analizó el partido del sábado ante Los Springboks, donde los argentinos buscarán levantar el histórico 73-13 recibido en Soweto

Es uno de los referentes de la historia del rugby argentino. Integrante del histórico equipo de Los Pumas que llegó los cuartos de final en 1999, hoy es comentarista de ESPN, y una de las voces más autorizadas para explicar la paliza que sufrieron el sábado en el arranque del Rugby Championship, cuando fueron goleados 73-13 por Sudáfrica. De cara a la revancha, la mayor tarea será como levantar la moral de un equipo que, para colmo, perderá a varios de sus referentes por lesión.

¿Se puede levantar el equipo después de la paliza que recibió en Sudáfrica, y con las ausencias de jugadores clave que se anuncian?
Creo que es muy difícil. Los sudafricanos mostraron su poderío, hoy están un par de pasos adelante. Se puede mejorar la actuación. Siempre se puede ganar, pero Los Pumas tienen que centrarse en mejorar su juego en las formaciones, en la defensa. Los dijeron los jugadores y el entrenador, en un momento el equipo se quebró. Los Pumas históricamente batallaban, pero esta vez ya en el segundo tiempo no había esa locura que caracteriza. Capaz había 30 o 40 puntos de diferencia, pero los otros 30 fueron otra cosa. Es difícil, yo sufro, ya no soy más Puma, pero sentía que esa película ya la vi, que esto ya había pasado.

¿Cómo se explica lo que pasó?
La explicación la tienen los jugadores y entrenadores, que se juntaron e hicieron una autocrítica. Lo que queremos es que vuelva ese equipo loco por el tackle. Por un lado mejorar las cosas que son tuyas, la concentración en las formaciones, el line, el scrum, la primera línea defensiva. En definitiva, hay que mejorar todo

¿Donde está la realidad de Los Pumas? En la goleada o en la “mejor defensa del mundo”, como dijo el DT neocelandés Steve Hansen en 2012?
Argentina siempre tuvo esas banderas del tackle, del maul, del juego cerrado. Quizás tratando de mejorar el juego con pelota durante un tiempo, se ha descuidado esos pilares que son la esencia de nuestro rugby. Y cometeríamos un grave error si lo hiciéramos. Habría que sumar a lo que ya se tiene y no reemplazar, porque lo otro son las bases de juego. Si tenés una buena defensa capaz empatás 0-0, pero si tenés un gran ataque y no una buena defensa perdés 80-60.
También habría que reconocer que hoy estamos décimos en el mundo. Llegamos a estar terceros con una generación espectacular, con jugadores de experiencia y otros jóvenes que picaron justo. Hoy hay que bancarse el recambio, que haya líderes que se estén haciendo. Hay que hacer una transición, y capaz que en el medio hay que comerse resultados así. Lo que es importante es no negociar lo que siempre fuimos fuertes, darle mucha importancia a lo nuestro, a eso en lo que siempre hemos sido temibles. Siempre el mundo respetó nuestro maul, el scrum. Si a eso le podemos meter juego extraordinario, te lo dice un wing que se moría por tener la pelota, pero las bases son otras, no tenemos que perder una por ganar otras.

El capitán Fernández Lobbe y el subcapitán Albacete no van a estar el sábado. Y también se habla de divisiones dentro del plantel. ¿Cómo se enfrenta la falta liderazgo antes de un partido tan duro?
Sinceramente cuando te toca un partido así hay que sentarse y decirse las cosas. Capaz que no voy a ser amigo tuyo, porque no sos amigo de todos en un seleccionado, pero estamos acá por la misma causa. Calculo que se habrán juntado para decirse las cosas de frente, todo lo que les pasó por la cabeza, y habrán querido hacer causa común. Sin duda debe haber influido la falta de Pato Albacete o de Corcho Fernández Lobbe, que son líderes naturales y no es nada fácil suplirlos. Corcho es líder de un equipo con Toulon, Albacete lo mismo en Toulouse. Son jugadores de clase mundial. Tener a esos dos afuera es muy difícil, si a eso le sumás que Juani Hernández está entre algodones…  Quizás haya que olvidarse del resultado para este sábado. Vayamos a dejar la vida y que aparezcan nuevos líderes. Vamos a una situación difícil, incómoda, vamos a ver cuáles son los nuevos líderes que aparecen en las difíciles,  que dicen ‘yo la quiero’, más allá del resultado.

¿Faltó corazón?
La verdad que eso no debería perderse nunca. Quiero no creerlo. Quiero creer que hubo otra cosa que no la sé, porque no estoy en el seno del equipo. Desde afuera no vi esa locura, quiero creer que no fue corazón, que nos ahogamos por la altura de Johannesburgo, que fuimos golpeados por la falta de líderes. Una cosa es este mundo nuevo del profesionalismo, pero esa mentalidad de ‘inmolarse’ al entrar a la cancha con la camiseta de Los Pumas no se puede perder nunca.


Populares de la sección

Comentarios