Gutiérrez ya ensayó el esquema del clásico

El DT aplicó el sistema que se perfila para el clásico dos veces: en una perdió y en otra ganó

La baja de Gastón Pereiro obliga al entrenador de Nacional, Álvaro Gutiérrez, a hacer cambios en el equipo. El DT ya manifestó que hará variantes tácticas y si bien no confirmó el sistema que utilizará, el 4-3-3 se asoma con fuerza para reemplazar el 4-2-3-1 habitual del entrenador

El técnico y sus jugadores ya tienen experiencias con ese dibujo con tres volantes en el medio. La más recordada fue cuando utilizó ese sistema ante Palestino de Chile, de visita, por la ida de la primera fase de la Copa Libertadores, en la que tampoco contaba con el volante de la sub 20.

En aquella ocasión, Gutiérrez puso en el medio tres volantes de marca: Arismendi, Porras y Prieto. Ante sí tenía a un equipo muy ofensivo, con mucha tenencia de balón y acostumbrado a salir desde el fondo con la pelota. En los primeros minutos, Nacional salió a presionar arriba y obligó a la zaga y al arquero de los chilenos a despejar. Los albos también lograron situaciones de peligro al robar algunos balones en las salidas rivales.

Pero todo cambió con la expulsión de Polenta a los 35’. Los locales pasaron a dominar el partido y ganaron 1-0. En la revancha, con Pereiro, Gutiérrez volvió a su esquema habitual y ganaron 2-1, lo que no alcanzó en el global.

El dibujo seguramente sea similar al de aquel partido ante Palestino. Habrá que ver si mantiene la presión, algo poco probable porque Peñarol no es un equipo que salga con la pelota en los pies desde atrás, pero además porque son los aurinegros los que tienen la presión de buscar el resultado, por lo que se puede esperar un planteamiento en el que los tricolores esperen más.

Defensivo no, cauto
“Parar el equipo atrás no lo veo defensivo, lo veo cauto porque cuando recuperás la pelota quedás prácticamente mano a mano. Hay que tener paciencia, porque si salís a presionar arriba, podes recuperar y rápidamente estar arriba, pero también podes no recuperar y tener más peligro en defensa”, dijo a El Observador, al ser consultado por su táctica “a lo Napoleón” que, según dijo, analiza emplear en el clásico.

En el Apertura Gutiérrez también puso un 4-3-3 frente a Rampla Juniors, pero con una idea completamente diferente a lo que aplicará el domingo. En ese partido puso a Romero, Porras y Arismeni en el medio, con Recoba, Pereiro y Alonso arriba. O sea, un equipo con mucho mayor lanzamiento y mucho menor dinámica y velocidad.

Los albos ganaron 2-0 con goles anotados en los últimos minutos. Tras el partido el DT explicó la modifcación táctica: “Lo sucedido con Carlos (De Pena, que se lesionó) me dio la posibilidad de poner un volante más de contención porque si nosotros queremos que el Chino esté bien, que meta pelotas, no lo podemos hacer correr tanto como al resto de los jugadores”. En el actual esquema, eso le quitaría responsabilidad de marca a De Pena y Barcia, quienes bajan junto a los dos volantes con el sistema madre del DT.

Este esquema de 4-3-3 parece darle todo lo que quiere el DT: marca y capacidad de lanzamiento por afuera. En ese sentido, el técnico dijo a Sport 890 que Nacional será “ambicioso”, pero aclaró: “No confundan con un equipo que salga presionarlos en toda la cancha. Ambiciosos en la estrategia puede ser esperar atrás para tener espacios, o adelantar un poco las líneas, para presionar. Puede ser ambicioso esperar atrás si tenes jugadores rápidos de contragolpe”.

“Trato de sacarles el mejor partido a estos jugadores y me parece que en estos momentos nos ha salido bien una estrategia y no voy a variar”, dijo Gutiérrez, a quien muchos tildan de defensivo, pero que considera que “lo importante es llegar al arco rival”.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios