Gutiérrez y las claves de la crisis tricolor

El DT tiró conceptos que permiten entender lo que le pasa al equipo y lo que debe mejorar para no perder pie

La derrota ante Sud América acentuó lo que ya es una crisis en Nacional, luego de su eliminación copera ante Palestino y el mal arranque en el Clausura, con un punto ganado en seis disputados. Más allá de los resultados, lo que llama la atención es el nivel de juego que muestra el conjunto tricolor.

Tampoco es que en el Apertura plasmara un fútbol brillante: fue un equipo obrero que sabía explotar sus armas para ganar los partidos. Pero en el arranque de 2015 lo observado en la cancha dista mucho de lo que se vio en el pasado semestre. Algo cambió.

Presionado
El entrenador de Nacional, Álvaro Gutiérrez, ha sido autocrítico con respecto a su equipo en los últimos partidos. “No jugamos bien ni tuvimos tranquilidad para tener la pelota. Quisimos llegar rápido al arco rival y nos descuidamos atrás”, señaló tras el partido ante la IASA.

También ha manifestado que los rivales ya pueden haberle tomado el molde a su planteo, que fue novedoso en el Apertura, su primer torneo con los albos. Prueba de ello fue lo que hizo el equipo de Jorge Vivaldo con Gonzalo Porras, el volante de marca y encargado de la generación de juego, quien fue controlado por los centrocampistas naranjas.

La presión sobre el ex Danubio cortó los circuitos de juego de los albos. Ante esa situación, Gastón Pereiro debe asumir el papel de asistente, pero el volante juvenil se destaca más por el traslado de la pelota y su llegada al área, que por sus pases.

De esa forma, el equipo pierde la posesión. “Queríamos tener más la pelota, pero no nos dio resultado”, explicó Gutiérrez tras el partido ante la IASA.

Impreciso
Además, el equipo pasa por otra situación que el técnico señaló: “No estuvimos finos”. Nacional está muy impreciso a la hora de tener la pelota. Jugadores claves en el Apertura, como Carlos de Pena o Sebastián Fernández, están lejos de lo que rindieron en el pasado torneo.

Por momentos, el tricolor se apura demasiado para llegar al área rival e incluso Álvaro Recoba, el jugador del plantel con pie más fino, en algunos pases se ha visto lejos de su mejor precisión.

Vulnerable
En conferencia, el entrenador remarcó otro aspecto del mal momento: “Tomamos goles muy fáciles”. Ante Palestino en el Parque fue un centro al área que no pudo rechazar la zaga; frente a la IASA el primero fue de un tiro libre que se le metió a Bava y el segundo tras un rebote del golero luego de un contragolpe que salió desde el arquero rival.

Nacional no ha encontrado al sustituto de Rafa García como socio de Diego Polenta. Guillermo de los Santos arrancó en esa posición, pero luego el entrenador colocó al juvenil José Aja, quien tuvo un partido complicado ante los naranjas. Ante esa situación, en los albos esperan que el colombiano Carlos Valdés se ponga a punto para debutar ante El Tanque Sisley por la tercera fecha.

El otro asunto es el arco. En el Apertura, Gustavo Munúa tuvo sus mejores momentos desde que regresó a los tricolores. Ahora, lesionado, el arco le quedó a Bava, quien estuvo flojo el sábado.

Munúa estaba recuperado para jugar ante la IASA, pero se prefirió darle más días para que su hombro evolucione de forma total en el receso. Una medida que –con el diario del lunes– pudo haberle salido cara a los albos.

Frágil
Como consecuencia de las imprecisiones, al no poder encontrar su mejor versión, y recibir goles “fáciles”, “baja la autoestima del equipo”, dijo Gutiérrez al marcar otro aspecto a solucionar: la fragilidad de sus jugadores cuando el partido se hace cuesta arriba.

Si bien cuentan con un gran saldo de puntos a favor en la Anual, los futbolistas albos entran en un círculo vicioso de nervios e imprecisiones, que atenta contra el rendimiento. Hasta el Chino ha estado ofuscado y enardecido con los jueces.

Desordenado
“Vi desordenado al equipo”, comentó el entrenador, quien aún está lejos de lograr la solidez del Apertura. Además, no ha acertado a la hora de hacer los cambios, algo diferente a lo que ocurrió en el semestre pasado, cuando cada suplente que entraba rendía en gran nivel, quedándose en muchas ocasiones con la titularidad.

Lo positivo en Nacional es que Gutiérrez sabe cuáles son las carencias de su equipo, las que deberá corregir para no perder pisada en el Torneo Clausura.

Valdés se prepara
“Modo focalizado: canalizando todas las energías para lo que viene”, señaló el zaguero colombiano Carlos Valdés en un tuit que publicó luego de la derrota tricolor ante Sud América. El futbolista, el último en sumarse al plantel tricolor, se prepara para estar a las órdenes de Gutiérrez, quien estimó que pueda contar con él ante El Tanque Sisley por la tercera fecha, el 7 de abril. Hinchas tricolores tienen la esperanza de que el jugador cafetero mejore el mal momento que pasa la zaga y respondieron a su publicación pidiéndole que se apronte para ponerse la tricolor lo antes posible.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios