Gutiérrez y el clásico: “Fue medio feo si lo mirás de costado”

El DT de Nacional reconoció que el equipo no jugó bien, que el Clausura quedó muy lejos y que cuidó a Munúa y Arismendi para tenerlos en las finales

El DT de Nacional Álvaro Gutiérrez habló luego del clásico. Se mostró desconforme con el rendimiento y dijo que intentó cambiar el juego de pelotazos que estaba realizando Nacional en el primer tiempo. También dijo que buscó siempre el triunfo y que por eso puso a Recoba, reconoció que el Clausura quedó muy lejos y que no arriesgó a Munúa y Arismendi pensando en las finales.

“Fue un partido parejo, como son los clásicos, luchados. Fue medio feo si lo mirás de costado. Los primeros 15 minutos Peñarol fue más, estábamos nerviosos, y a partir que empezamos a bajar la pelota y a jugar por el piso. Creo que tuvimos más control de pelota, sin ser avasallantes”.

“Pedíamos eso (que no tiraran tantos pelotazos) porque creemos que Carlos y Barcia son gente que tienen buena velocidad y pueden desbordar con facilidad. Carlos lo demostró. Está bien como recurso para que Iván baje la pelota, va bien de arriba, pero no hacerlo de manera constante”.

“Constantemente tratamos de ganar el partido, salimos arriesgar un poco más, por eso el ingreso de Recoba, de ahí viene el gol nuestro. Ahí viene un calambre de Barcia, teníamos que hacer un cambio, sabíamos que se iba a venir Peñarol porque había entrado Leyes, un jugador con más altura. Tratamos de reforzar ese sector con De Los Santos. Por una pelota quieta vino el gol, la colgó del ángulo y tuvimos que otra vez cambiar, por eso la salida de Gorga y la entrada de Sebastián Fernández”.

“La idea nuestra era bajar más la pelota, y jugar más por abajo, por el lado de De Pena, que con velocidad podía complicar en ese sector. En los clásicos muchas veces se arriesga poco, y ante perder una pelota que te pueda complicar preferís alejar el peligro o perderla en zonas más alejadas”.

“Lo que me deja el empate fue una cuestión que en estas últimas dos semanas pasó varias veces por mi cabeza. Estábamos esperando jugadores hasta último momento, pero viendo que no llegaban al 100%, lo único seguro que tenemos es semifinal y final. Arriesgábamos lesiones, el “Mama” hacia un mes que no entrenaba, Gustavo no estaba al 100% y podía recaer con algo más grave. La idea era ganar el partido pero sin arriesgar pensando en las finales”.

“Es difícil pero en el fútbol nada es imposible. No hay que dar nada por perdido”, dijo finalmente sobre las chances en el Clausura.


Populares de la sección

Comentarios