Gutiérrez no hizo misterio

El técnico tricolor ensayó con el equipo titular del clásico y perdió 2-0 frente a los suplentes

El sol doraba la mañana en Los Céspedes, el Chengue Morales mateaba junto a su padre, Ruben Sosa le disparaba penales y bromas a Leonardo Romay (exfiguras del Nacional que en 1998 cortó el sexenio de Peñarol) y los periodistas no imaginaban que Álvaro Gutiérrez les iba a hacer el trabajo tan fácil.

Después de una charla de 20 minutos de los futbolistas en el vestuario, el técnico de Nacional dirigió una práctica de fútbol sin ningún misterio. Llamó a los 11 que disputaron los últimos dos partidos del campeonato frente a Rentistas y Fénix, charló con ellos y los armó en el campo. Seguramente serán los que el domingo a las 18 comenzarán frente a Peñarol: Gustavo Munúa; Santiago Romero, Rafael García, Diego Polenta, Alfonso Espino; Gonzalo Porras, Diego Arismendi; Henry Giménez, Gastón Pereiro, Carlos De Pena e Iván Alonso.

Frente a ellos, un equipo que utilizó un sistema táctico similar al de Peñarol, con línea de tres delante del golero: Jorge Bava; José Aja, Guillermo De Los Santos, José Velásquez; Pablo Álvarez y Juan Manuel Díaz; Maximiliano Calzada, Ignacio González, Álvaro Recoba, Sebastián Fernández y Sebastián Taborda.

Jugaron dos tiempos de 20 minutos y los suplentes ganaron 2-0, ambos goles de Nacho González. El primero tras recoger un rebote de Munúa y el segundo de tiro libre: la colgó del ángulo.

El primer tiempo fue de mucha intensidad, donde Gutiérrez y los futbolistas hablaron constantemente. El entrenador pidió velocidad en la ejecución de los saques de banda (“rápido el obol”, dijo), “muchachos, uno lo agarra y el otro sobra cinco metros” le ordenó a los zagueros cuando Taborda (haciendo las veces de Zalayeta) bajó una pelota aérea, y detuvo un par de veces el juego para dar indicaciones.

“Cuidado la espalda, Colo” alertó Porras a Romero, “que no gire”, gritó Munúa; “ahí no tenés que ir Gastón, ahí va Porras”, le dijo Arismendi a Pereiro; “vení Carlos, no te quedes lamentando”, le dijo Munúa a De Pena. Los jugadores estaban metidos de cuerpo y alma en el ensayo.

Para el segundo chico hubo cambios: Aja sustituyó a García, quien el martes solo hizo bicicleta fija por una sobrecarga y ayer no lo quisieron exigir más de 20 minutos.

En los suplentes entraron el peruano Rinaldo Cruzado que jugó de zaguero, Nicolás Prieto, Juan Cruz Mascia y Diego Guastavino, quien pidió para entrenar después de quedar libre en el Querétaro de México.

La tranquilidad que refleja la tabla de posiciones del Apertura (Nacional es líder con siete puntos de ventaja sobre Racing y 11 sobre Peñarol) es la misma que trasmite el plantel tricolor en Los Céspedes. El técnico se animó a mostrar el equipo cuando faltan cuatro días para el juego, sin necesidad de encerrarse.

Fucile quedó descartado

Jorge Fucile todavía no logró recuperarse de la lesión en la rodilla y quedó descartado para el clásico. El miércoles entrenó aparte, al costado del campo junto a Caué Fernández. El lateral izquierdo se lesionó el 30 de agosto y si bien la semana pasada hizo fútbol, todavía no está en condiciones de volver. También se perderá el partido del domingo el delantero juvenil Leandro Barcia, que sufre una lesión de rodilla.


Populares de la sección

Comentarios