Guarden la calculadora, pesimistas

Uruguay está a 3 o 4 puntos de asegurar al menos el repechaje, y a 5 o 6 de clasificar directo
Uruguay ya sueña con clasificar directamente y sin repechaje a Rusia 2018 tras vencer a Ecuador el jueves en el Centenario, una victoria que deja a los celestes mucho más cerca del Mundial.

Desde que las Eliminatorias se juegan todos contra todos, Uruguay siempre terminó quinto y tuvo que jugar el repechaje. En 2002 le ganó a Australia, en 2006 perdió frente a los australianos, en 2010 venció a Costa Rica y en 2014 a Jordania.

En esta oportunidad, los celestes están segundos en la tabla de posiciones a falta de siete partidos para el final. Tres en el estadio Centenario, donde hasta ahora ganó siempre: Brasil, Argentina y Bolivia, y los otros tres de visitante: Chile, Perú, Paraguay y Venezuela.

Con el resultado del jueves, Uruguay suma 23 puntos en la tabla. Va segundo detrás de Brasil, que goleó a Argentina 3-0. Más importante aún, se despegó cinco puntos de su perseguidor inmediato, Colombia.

Hay un dato impactante que realza eso: nunca un equipo que llegó a 23 puntos a esta altura de la Eliminatoria se quedó afuera.

Además, en Eliminatorias de 10 equipos como la actual, la historia dice que se necesitan entre 28 y 30 puntos para clasificar directo, y entre 24 y 27 para clasificar quinto. Al ser una Eliminatoria pareja, en la que los que están peleando el quinto puesto han perdido muchos puntos, es esperable que la tendencia sea a la baja. O sea que Uruguay puede estar entre tres y cuatro puntos de asegurar el repechaje, cuando faltan todavía 21 por jugar.

Con ello, los celestes terminarán el año en esa posición sea cual sea el resultado ante Chile el martes, un partido para el que podría volver el goleador del PSG francés, Edinson Cavani, que se recupera de una molestia y no fue de la partida ante Ecuador por acumulación de amarillas.

"Matemáticamente tenemos chance"

La frase se convirtió en un dicho popular en Uruguay. 'Matemáticamente tenemos chance', repite el uruguayo cuando algo es difícil pero posible.

La idea refiere al fútbol, y a las habitualmente sufridas clasificaciones de los combinados celestes a los mundiales. Porque Uruguay llegó a sus tres últimas justas mundialistas en sendos repechajes.

A Brasil 2014, llegaron tras un ida y vuelta contra Jordania. A Sudáfrica clasificaron tras dejar por el camino a Costa Rica y terminaron cuartos en el mundial africano, con un exultante Diego Forlán elegido como el mejor jugador de la Copa. Y a Corea-Japón 2002 el pasaje llegó tras vencer a Australia.

Así de difíciles fueron los billetes celestes a los últimos Mundiales.

El punto de inflexión

"Tuvimos el mérito y también la suerte de ganar los primeros partidos", dijo el DT Tabárez al término del encuentro, en una entrevista con la televisión local.

Pero "el gran punto de inflexión que hubo en esta eliminatoria fue el partido con Argentina", sostuvo.

Uruguay perdió de visitante en Mendoza contra Argentina por 1-0 y recibió duras críticas por el planteo en aquel choque, un clásico del Río de la Plata que los uruguayos viven de forma especial.

"Todos, los de adentro y de afuera, no sabíamos dónde estábamos", reconoció Tabárez. "Y al partido siguiente se habló de estas cosas" y Uruguay se recuperó, concluyó.

Ahora, Uruguay se medirá con Chile, en un encuentro con sabor especial luego de la polémica eliminación de los celestes a manos de la Roja en la Copa América 2015 en medio de una polémica entre Cavani y Gonzalo Jara que difícilmente olvidarán los uruguayos.

"Vamos a jugar un partido dificilísimo a Santiago", reconoció Tabárez. Pero "(vamos a) ir con la misma mentalidad, a ganar el partido. Vamos a ir a conseguir puntos", remató.