Guárdame dos

Las entradas para ver la pelea entre Mayweather-Pacquiao tendrán un valor cinco mil dólares, lo que permitiría recaudar US$ 40 millones

Es tanta la locura y la expectativa que genera la posibilidad de que Floyd Mayweather y Manny Pacquiao estén frente a frente en un ring, que los organizadores se subieron al carro y piensan en pedir US$ 5 mil por una entrada.

Las ganancias y las cifras que manejan los representantes de los boxeadores son increíbles. Floyd se convirtió en uno de los púgiles más taquilleros del mundo. Su estilo de bocón despierta interés. Mientras que el Pacman, como se conoce a Pacquiao, es el máximo ídolo en Filipinas.

Medios de Estados Unidos informaron hace unos días de que Mayweather podría haber aceptado el reparto de ganancias, un 60% por ciento para él, que corresponden a 120 millones de dólares, y el 40% de lo que deje la pelea para Pacquiao.
Otro asunto son las negociaciones entre las cadenas de televisión de pago que llevan los intereses de ambos boxeadores: Showtime, por el estadounidense, y HBO, por el filipino.
El precio de las entradas podría alcanzar los 5.000 dólares, cantidad que ofrecerá una recaudación de taquilla de 40 millones de dólares, la mayor en toda la historia del boxeo.

El campeón filipino Manny Pacquiao le puso pimienta al combate y a través de su cuenta de twitter le mandó mensajes al estadounidense Floyd Mayweather Jr.

“Puedo ganar con facilidad a @FloydMayweather, creedlo”, afirmó el púgil filipino de 36 años.

“Todo el mundo me daba también como el gran perdedor ante @OscarDeLaHoya. Si Floyd Mayweather decide pelear conmigo, recibirá una derrota aún mayor”, escribió Pacquiao sobre el campeón invicto estadounidense.

El Chico de Oro y Pac-man se enfrentaron en la división welter el 6 de diciembre de 2008 en el Arena Garden del MGM Grand, de Las Vegas (EEUU), y el asiático ganó por nocaut técnico en ocho asaltos.

Si aquella fue la pelea del momento, los aficionados llevan seis años esperando ver que ocurrirá cuando Mayweather y Pacquiao se suban al mismo cuadrilátero.

“Si piensas en los aficionados, pelearás. Si solo piensas en ti... no pelearás”, dijo el filipino en su cuenta Twitter.

La pelea podría celebrarse el próximo 2 de mayo en el Arena Garden del MGM Grand, si es que el campeón norteamericano se decide.

 


Populares de la sección

Comentarios