Gran victoria de Cuevas ante Querrey: ahora frente a Nadal

El uruguayo debutó en Cincinnati estrenando el puesto 19° del mundo, el mejor de su carrera

Pablo Cuevas obtuvo una enorme victoria en su debut en el Masters 1000 de Cincinnati, donde el uruguayo estrena el mejor ranking de su carrera, 19°. El uruguayo venció al local Sam Querrey, uno de los mejores jugadores del mundo, y especialista en esa superficie, por 4-6, 7-6 (5), 6-3, para clasificar a la segunda ronda.

Fue una victoria durísima porque Cuevas debió exigirse al máximo para desarmar el juego del estadounidense (27° del mundo), que con su 1.97 hace de su altura y su potencia de brazos un arma clave para dominar desde el saque. En la mejor superficie de Querrey, el salteño demostró que tiene juego para seguir creciendo, como hizo hace algunos meses en césped.

No era nada fácil plantarse ante un juego así: los continuos aces o saques ganadores del rival le quitaron ritmo al partido durante todo el primer set, y le impidieron a Cuevas empezar a construir un juego de devolución, porque directamente no tenía chances de entrar en juego.

En el primer set Querrey dominó claramente con su saque: si bien acertó un terrenal 65% de primeros, ganó el 94% de los puntos cada vez que lo acertó (apenas perdió un punto de 17) lo que le hizo casi imposible a Cuevas pelear los servicios rivales. De todos modos, el uruguayo no se quedó atrás: sabía que para ganar tenía que tener un buen saque, y lo logró en parte, con 80% de puntos con el primeo. De todos modos, en el 10° game el uruguayo (que venía con un 70% de puntos ganados con su servicio) cometió algunos errores no forzados que le dieron el quiebre al estadounidense.

Otra vez a remar de atrás para Cuevas, un escenario donde se siente cómodo. Y el uruguayo estuvo a la altura, porque fue un poco más efectivo en sus porcentajes de primeros saques acertados (de 55% a 63%), pero sobre todo, porque logró empezar a complicar a Querrey en devolución, cuando este dejó de meter tantos primeros. Tuvo algún break point que no pudo aprovechar porque su rival salvó con aces. Pero en el tiebreak apareció en el momento clave, para aprovechar algún error no forzado del rival cuando salió a atacar, y con eso se llevó el set 7-6 (7-5 en el desempate.

En el tercero apareció el mejor juego del uruguayo: mantuvo su sólido juego de saque, pero sobre todo fue muy agresivo en las devoluciones de su rival, con buena movilidad y los golpes angulados y profundos que le faltaron en Río, incluso subiendo a la red en varios momentos o probando con passings o tiros paralelos. Con eso, quebró en un momento clave (5-3) y luego sacó para partido y no falló.

Ahora, Cuevas tendrá otra dura prueba en segunda ronda, ya que enfrentará al español Rafael Nadal, que viene desgastado luego de llegar hasta el último día en los Juegos Olímpicos y quedarse sin medalla tras perder con Nishikori en la definición del bronce.