Gran campeonato en Fray Bentos Golf Club

Se jugó la 25ª edición Abierto del Río Uruguay

El fin de semana se realizó en el Fray Bentos Golf Club la 25ª edición del Abierto del Río Uruguay, cancha diseñada por Alister MacKenzie, quien entre otros campos trazó y realizó Augusta National, donde se juega el The Masters, primer Major de la temporada.

El torneo fue a 36 hoyos singles medal play con hándicap y simultáneamente se desarrolló el certamen Interclubes.

En la categoría Scratch, el juvenil Brahian Moreira se llevó el certamen con 149 golpes (77+72) y Wlliam Brun finalizó en la segunda posición con 154 golpes.

Otro juvenil, Guillermo Aquistapace, se adjudicó la categoría hasta 9 de hándicap con 140 golpes; Fabricio González terminó segundo con 146 impactos.

En la categoría 10 a 16 de hándicap, la victoria fue para el juvenil Luis Rochón con 140 golpes, Juan Angerosa ocupó el  segundo lugar con 145 golpes.

El juvenil Guzmán Zarauz ganó la categoría 17 a 24 de hándicap con 126 golpes, el golfista comenzó a jugar en Mercedes, en el San Isidro Golf y Yacht Club, con el profesor Diego Pérez y en su primer día realizó 56 golpes neto. Un score récord para el campo.

La segunda posición correspondió a Ennio Borggio con 141 golpes.

En la categoría 25 a 36 de hándicap, el triunfo fue para Carlos Fernández con 134 golpes, el segundo lugar fue para Christian Frascheri con 143 golpes.

En Senior, categoría 0 a 36 de hándicap, la victoria fue para Ismael Pérez con 142 golpes, la segunda posición  para Edgardo Bellini con 146 impactos.

En damas, el Mejor Score Gross se lo llevó Natalia Papst con 180 golpes; en la categoría 0 a 36 de hándicap la vencedora fue Carolina Linaro con 170 impactos.

El premio long drive (hoyo 18) en damas fue para Natalia Papst y en caballeros para William Brun.

En torneo “últimos 18 hoyos” lo ganó William Brun con 68 golpes.

Simultáneamente se desarrolló el torneo Interclubes en equipos de tres jugadores y la institución ganadora fue San Isidro Golf y Yacht Club (con Guzmán Zarauz, Fernando Buffa y Arturo Wilson), que derrotó al anfitrión.

La hospitalidad de los organizadores una vez más fue extraordinaria, y si bien faltaron golfistas de Montevideo, la convocatoria fue buena. Además, se destacó particularmente una generación nueva producto de las escuelas de golf del litoral que comanda Diego Pérez.

Esto, hacía muchos años no se veía en la institución, que ahora tiene un futuro que promete ser alentador.

En lo social, el viernes por la noche se les realizó en el club una paella y el infaltable juego de “dudo” para los participantes e invitados.

El sábado, un gran asado con cuero y un show de baile del cubano Fernando Torres junto a sus bailarinas, sumado al karaoke hicieron que los presentes bailaran escenografías y cantaran donde el público presente aplaudía sin parar.

Todo esto hizo una verdadera y grata fiesta en un campo con una rica historia, olvidado por algunos pero muy reconocido por otros.

Esta semana los dirigentes del club empiezan el proceso de elecciones; asamblea, acto electoral.

Visto el éxito de la competencia, en el futuro sería oportuno que dirigentes y jugadores capitalinos del golf uruguayo asistan a estos certámenes que cuentan con rica historia.



Fuente: Julio Aliseris Laporte

Populares de la sección

Comentarios