Gracias a los Clippers

La venta de la franquicia de Los Angeles generó una reacción en cadena, por el cual los otros 29 equipos de la NBA incrementaron su valor en un 72% según consigna la revista Forbes

La venta de Los Ángeles Clippers por 2.000 millones de dólares generó un efecto dominó en el valor del resto de los 29 equipos de la NBA que incrementaron su valor un 72 por ciento, de acuerdo a la revista especializada Forbes.

El valor promedio de los 30 equipos de la NBA ya supera los 1.000 millones de dólares y se coloca en 1.106 millones.

Los Ángeles Lakers encabezan la lista con un valor de 2.600 millones, lo que supone un incremento del 93 por ciento con relación al año anterior, mientras que los Knicks, ocupan el segundo lugar (2.500), a pesar que los dos equipos esta temporada tienen marca perdedoras históricas.

El tercero está ocupado por los Bulls de Chicago, que tienen un valor de 2.000 millones de dólares, lo que significa que un incremento en su valor del 100%.

Los Celtics de Boston son cuartos con 1.700 millones de valor, seguidos por los Clippers, que en el mercado real, de acuerdo a Forbes, si el multimillonario Steve Ballmer, su actual dueño, los quisiera vender ahora recibiría 1.600 millones de dólares.

Aun así, los Clippers se convierten en el equipo que más incrementó su valor al conseguir un 178 por ciento con relación al anterior que estableció Forbes.

Los Nets de Brooklyn son sextos con un valor de 1.500 millones de dólares, y se rumora sobre su posible venta.

Los Hawks de Atlanta, el equipo revelación de la temporada, ya recibió la luz verde por parte de sus dueños para ser vendidos y su valor actual es de 825 millones.

Los Warriors de Golden State, la franquicia con la mejor marca de la liga y otra de las revelaciones, han incrementado su valor a 1.300 millones de dólares.

Le siguen los Rockets con un valor de 1.250 millones, Miami Heat novenos (1.175) y Dallas Mavericks con 1.150.

Otro que subió de forma considerable su valor son los Hornets de Charlotte, propiedad de Michael Jordan, que hace cinco años pagó 275 millones de dólares y ahora su equipo podría ser vendido por 725 millones de dólares.

Los Sixers de Filadelfia, que tienen la segunda peor marca de la Conferencia Este, también incrementaron su valor de 280 millones de dólares, que pagaron su nuevos dueños, encabezados por Josh Harris, hace cuatro años, al actual de 420 millones de dólares.

La firma, el pasado octubre, del nuevo contrato de televisión que permitirá a la NBA ganar 2.660 millones de dólares por temporada, comparados a los 930 que ha recibido hasta ahora, también ha sido un factor clave en el incremento del valor de los equipos.

Mientras que los ingresos de la liga durante el año pasado fueron de 4.800 millones de dólares, promedio de 160 por equipo, que significó un 5% de incremento con relación al anterior.

Sin embargo, de acuerdo al comisionado de la NBA, Adam Silver, un tercio de los 30 equipos pierden dinero, algo que la nueva presidenta del sindicato de jugadores, Michelle Roberts, considera “indefendible”, al igual que el mantener el tope salarial dentro de la estructura económica.

Lo anterior significa que cuando se tenga que negociar el próximo convenido colectivo a partir del 2016-17, los jugadores ya han dejado muy claro a través de Roberts que buscarán qué parte de ese dinero que reciben los equipos por los derechos de televisión llegue también a sus contratos y prestaciones salariales.

Mientras, la filosofía de la liga sigue siendo el desarrollo del mercado internacional con 101 jugadores extranjeros que forman parte de los equipos y representan a 37 países diferentes, aunque en el día de la jornada inaugural de la nueva temporada no había ninguno procedente de Asia y China, donde oficialmente hay 300 millones de personas que juegan al baloncesto.

De acuerdo a Forbes, los ingresos de la sección “NBA International” el año pasado fueron de 350 millones de dólares, un incremento del 18 por ciento, y el comisionado de la NBA, Adam Silver, desea establecer cuatro nuevas franquicias en Europa.

Los jugadores LeBron James y Kevin Durant, a pesar de estar en mercados pequeños en cuanto a la televisión y la publicidad, son los que más ingresos reciben con 64,6 y 54 millones de dólares, incluyendo su salario y publicidad


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios