Gracias por el fútbol

Defensor Sporting y River Plate regalaron un partido vibrante con 21 situaciones de gol y planteos ambiciosos; el violeta hizo mejor negocio aunque le dio ventajas a Peñarol

Defensor Sporting pudo especular con su ventaja en la tabla. A River Plate le podía quedar grande la posibilidad de ir por el título. Sin embargo, los dos fueron al frente, despojados de cautelas y de esa enfermiza sensación resultadista que achata y empobrece los espectáculos que suele ofrecer el fútbol uruguayo.  

Así, con los planteos de dos entrenadores jóvenes y promisorios, Defensor y River igualaron 2-2 generando 21 ocasiones de gol a lo largo de 90 minutos.

Jugó, generó y buscó más River al que le faltó solvencia defensiva para cerrar la victoria.

Entró más enchufado. Defensor movió, perdió la pelota y Alaniz fue el fondo con ganas de clavar el puñal antes de medir al rival. Ganó un córner en el que Kily González cabeceó en el primer palo para que el otro zaguero central, Carrera, se zambullera en el segundo para anotar el 1-0. Iban apenas 37 segundos. Todo un símbolo de lo que estaban por ofrecerle al espectador.

Golpeado, Defensor empezó a trabajar su partido. Con De Arrascaeta moviéndose como media punta encontrando más facilidades por derecha que sociedad por izquierda donde Laxalt se ofreció poco y nada.

El violeta, además, puso en aprietos a la visita en cada pelota quieta.  

Un penal mal cobrado donde Fleurquin se zambulló ante el mínimo contacto con Inella le permitió al Nacho Risso empatar el partido.

Pero River no renunció a sus básicas: salir por abajo, prolijo, sin revolear la pelota desde el fondo porque ese sucio pragmatismo divide el balón. Y el darsenero lo necesita para mostrar lo suyo: soltar a los laterales para apoyar a los volantes externos y así abrir espacios por afuera. Presionar en campo enemigo para cortar las transiciones del rival y tomarlo mal parado.

Un cabezazo de Leyes y un zurdazo de Alaniz se estrellaron en el horizontal. River mereció más en el primer tiempo.

Por eso dio un paso al frente en el complemento. Pasó a jugar en terreno de Defensor y a sumar merecimientos futbolísticos aunque paradójicamente se puso 2-1 con otro gol de pelota quieta. Otro anticipo del Kily y un rebote que pescó Inella.

Un equipo que juega bien no vive de la pelota quieta pero la necesita como un importante material accesorio. River la manejó bien en ofensiva pero mal en la retaguardia.

Y Defensor tenía ese as en la manga. Tabaré Silva sumó peso en el área con Callorda y Rentería. Y a puro centro acorraló a su rival.

Las voladas de Frascarelli pospusieron el empate pero al final se le durmieron los zagueros y Callorda lo empató.

Para Defensor fue mejor negocio que para River. Sin embargo, la ventaja de cinco puntos que le llevaba a Peñarol puede verse reducida hoy solo a uno. Más allá de la tabla, el mejor negocio fue para el que pagó la entrada con ganas de ver buen fútbol.

Defensor Sporting 2–River Plate 2

Defensor Sporting: Martín Campaña; Emilio Zeballos, Mario Risso, Matías Malvino, Ramón Arias; Juan Carlos Amado, Andrés Fleurquin; Aníbal Hernández, Giorgian De Arrascaeta, Diego Laxalt; Ignacio Risso. Director Técnico: Tabaré Silva

River Plate: Damián Frascarelli; Claudio Herrera, Santiago Carrera, Christian González, Lucas Olaza; Bruno Montelongo, Claudio Inella, Gonzalo Porras, Martín Alaniz; Felipe Avenatti y Gabriel Leyes. Director Técnico: Guillermo Almada

Goles: 35 segundos S. Carrera (RP), 22' Ignacio Risso (DS) de penal, 66' Claudio Inella (RP) y 85' Maximiliano Callorda (DS)

Cambios en Defensor Sporting: 69' Maximiliano Callorda x Aníbal Hernández, 72' Felipe Gedoz x Diego Laxalt y 79' Emilio Rentería x Juan Carlos Amado

Cambios en River Plate: 60' Christian Techera x Bruno Montelongo, 79' Hamilton Techera x Martín Alaniz y 85' Leandro Rodríguez x Gabriel Leyes

Tarjetas amarillas: Leyes, C. González (RP)


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios