Golpeados en oriente

Uruguay cayó 40-0 con Japón en el último test match antes del Mundial; fue superado claramente y costó detener la velocidad rival

El último test match de Los Teros antes del Mundial fue con una dura derrota ante Japón 40-0 ayer en Tokio. Una caída sin atenuantes, donde el equipo estuvo muy lejos del rival, y casi no le pudo hacer partido.

A diferencia de la semana pasada, el arranque fue lo mejor de los 80 minutos. Defendiendo, usando el pie cuando era necesario, recuperando el line como plataforma –el gran punto positivo del partido- y apostando al juego corto para sacarle velocidad al rival. Del otro lado, todo lo contrario: una apuesta aún más decidida que la semana pasada a atacar con dinámica y a buscar jugar de todos lados.

Pero lamentablemente no duró mucho más que esos minutos, y en esos momentos el partido tuvo su primer quiebre: amarilla a Ormaechea por tackle sin pelota luego que un tercera línea japonés se le pusiera en el camino.

Hubo alguna intención de atacar, por dentro y agrupados, pero allí Los Teros volvió a ser casi imposible ganar la ventaja, e incluso sumar más de tres fases. Pero además, en ese lapso a Uruguay se le empezó a complicar cada vez más esa intención de tacklear y enlentecer, y el peor juego posible empezaba a desarrollarse: Japón lanzado en velocidad y ganando metros en cada contacto, la defensa que fallaba en el tackle y retrocedía, Japón liberando cada vez más rápido y generando huecos por el eje y por afuera. Así llegó el primer try a los 12, a través de Goromaru.

Dos minutos después llegó el siguiente, y la ratificación que sería una tarde difícil: patada al fondo, la presión que llegó tarde, corrida de la tercera línea ganando rápido la ventaja y luego juego rápido en el contacto para el try de Ono para el 14-0.

A partir de allí fue cada vez más difícil para Los Teros tacklear y pescar. La lucha uno a uno, esa batalla clave en el Mundial, se perdió claramente, lo que obligó a ir para atrás. En ataque también se hizo muy difícil en las pocas veces que se tuvo la pelota en campo rival, porque ese juego de presión de Japón obligaba a salir como fuera desde el fondo con kicks, transformando el partido en un frontón. Hasta el scrum, esa formación que generalmente da confianza, aire y penales cuando las cosas no salen, no pudo imponerse y hasta le costó obtener.

Con ese panorama adverso, a los 25 llegó un nuevo try japonés, con la misma fórmula de toda la serie: pase en el contacto cerca de la base, ganan la ventaja y try por afuera.

De ahí al final del primer tiempo se vio otra cosa de Uruguay. Japón siguió ganando el uno a uno, pero al menos en segunda instancia la defensa pudo sacar algún penal por retención cuando el rival se aislaba. Además, hubo buena actitud para aprovechar algún error de manejo rival, y Leandro Leivas brilló en ese lapso contraatacando y rompiendo tackles en ataque, como pocas veces se vio en esta serie. Pero otra vez, a los celestes les faltó definición, y la más clara que tuvieron en el primer tiempo, desde el scrum, terminó en knock on en la punta. Así, el primer tiempo se fue 21-0, con la sensación de un rival superior y de no poder aprovechar las chances propias.

En el segundo tiempo la diferencia solo aumentó. El cansancio, el desgaste de defender y al diferencia de dinámica se hizo más evidente, y vino el bajón: la lucha en el contacto se perdió claramente, los tackles errados se acumularon, se perdió el line, al scrum le costó más –salvo los dos últimos- el juego con el pie no fue bueno, la toma de decisiones al usar la pelota tampoco. El resultado fue defender y defender y no tener casi opciones de ataque, lo que trajo tres tries más para el 40-0 final. Tres tries, como en el primer tiempo, pero ninguna opción ofensiva, salvo en los instantes finales.

Fue el último partido del año ante un Tier 2, salvo el de Fiji, en transición entre un Tier 1 y Tier 2. Salvo la victoria ante Jaguares, en el resto se notó una diferencia de la que habrá que tomar nota y seguir aprendiendo. Perder, pero aprender de las derrotas, una y otra, vez para poder crecer y, en estos próximos cuatro años, poder ser competitivos. Porque de eso se trata todo esto.

JAPON 40-URUGUAY 0

JAPÓN: 1-Masataka Mikami, 2-Shota Horie, 3-Kensuke Hatakeyama; 4-Luke Thompson, 5-Hitoshi Ono; 6-(c) Michael Leitch, 7-Michael Broadhurst, 8-Hendrik Tui ; 9-Fumiaki Tanaka, 10-Kosei Ono; 11-Kenki Fukuoka, 12-Craig Wing, 13-Male Sau, 14-Kotaro ; 15-Ayumu Goromaru. HEAD COACH: Eddie Jones

URUGUAY: 1) Alejo Corral, 2) Carlos Arboleya,3) Mario Sagario; 4) Santiago Vilaseca (capitán), 5) Jorge Zerbino; 6) Juan Gaminara, 7) Diego Magno, 8) Alejandro Nieto; 9) Agustin Ormaechea, 10) Felipe Berchesi; 11) Santiago Gibernau, 12) Andrés Vilaseca, 13) Joaquín Prada, 14) Leandro Leivas; 15) Gastón Mieres. HEAD COACH: Pablo Lemoine

SUPLENTES JAPÓN: 16-Takayuki Watanabe, 17-Takeshi Kizu, 18-Hiroshi Yamashita, 19-Shinya Makabe, 20-Hayden Hopgood, 21-Atsushi Hiwasa, 22-Harumichi Tatekawa, 23-Karne Hesketh

CAMBIOS URUGUAY 20) Matías Beer x Magno, 16) German Kessler x Arboleya, 19) Mathías Palomeque x S. Vilaseca, 18) Mateo Sanguinetti x Corral, 23) Alberto Román x Mieres, 21) Juan de Freitas x Zerbino, 17) Oscar Durán x Sagario, 22) Alejo Durán x Prada

PUNTOS: 12' Try Goromaru convertido por él mismo (JAP), 14' try Ono convertido por Gormomaru (JAP) 14-0, 25' try Broadhurst convertido por Gormomaru (JAP) 21-0, 43' try Matsushima convertido por Goromaru (JAP) 28-0, 50' try Tui (JAP) 33-0, 66' try Fukuoka convertido por Gormomaru (JAP) 40-0

CANCHA: Prince Chichibu Memorial Stadium (Tokio)

REFEREE: George Clancy (Irlanda)

TMO: Allain Rolland

AMARILLAS: 5' Ormaechea(URU), 80' Gaminara (URU).


Acerca del autor