Godín juega en todas las canchas

El capitán trancó duro, dijo que en la AUF falta independencia y puso su cara y su liderazgo cuando el momento más lo requería

Si hay alguien que no debe esconderse cuando un grupo es cuestionado por determinada actitud, ese es el líder. Y Diego Godín cuenta con todas las características para serlo.

Formado en la escuela de liderazgo de Diego Lugano y con los valores indelebles del proceso de Óscar Tabárez, el zaguero nacido en Rosario dio la cara apenas pisó suelo uruguayo y volvió a hablar con los medios una vez finalizado el entrenamiento en el Complejo Uruguay Celeste.

El motivo de tanta requisitoria no era otro que el comunicado emitido por el grupo de la selección, cuando los clubes discutían si comenzar a negociar un acuerdo para equipar a la selección con Nike por una cifra de US$ 24 millones o seguir con Puma que ofertaba junto a la empresa Tenfield US$ 5 millones.

Godín, portavoz de una generación de jugadores emparentada con la adhesión y el compromiso, dio la cara y aclaró los tantos: "Sentíamos la necesidad de ayudar al fútbol. El espíritu del comunicado es el espíritu de los jugadores. Vivimos en un fútbol en el que los jugadores no tienen voz ni voto y nosotros no estamos en contra de nadie, simplemente queremos que la AUF sea más fuerte e independiente para tener sus propios recursos buscando lo mejor para el fútbol uruguayo".

Apenas pisó el aeropuerto, Godín había dicho que "la división de opiniones marca la falta de independencia que hay en la AUF", haciendo referencia a la reñida votación que terminó con victoria 10-9 de la postura favorable a negociar con Nike, donde quedó demostrado el peso que ejerce Tenfield sobre muchos clubes del fútbol uruguayo.

Consultado sobre si tenía temor a represalias, el zaguero fue contundente: "Nunca tuvimos temor a represalias de ningún tipo. Este grupo tiene las cosas bien claras y cosas como esta nos unen aún más".

Las actitudes y los gestos son los que terminan moldeando el carácter de los hombres y, en ese sentido, Godín y Luis Suárez se ganaron el respeto y la admiración fuera de sus acciones en la cancha.

Atletas Puma y Adidas respectivamente, ambos pusieron los intereses generales por sobre los propios, dando la clara muestra de que el valor de las palabras se defiende con decisiones: "Se dio justo que con Luis somos patrocinados por otras marcas, pero buscamos el bien común. Yo estoy anteponiendo el bien del fútbol uruguayo sobre la marca que me está patrocinando. No hay otro interés de los jugadores que ayudar. Nosotros no queremos llevarnos un peso de más, queremos que haya una mejor distribución".

Con la oferta de Nike a la vista queda la sensación de que, durante todo este tiempo, la camiseta de la selección estaba subvalorada.

Godín también fue muy claro al respecto: "Por cómo se maneja el fútbol y cómo ha crecido el tema de los derechos de imagen y el potencial que tenga la selección, seguramente el dinero que ganó la empresa que tiene los derechos (Tenfield) sea mucho".

A la hora de hablar sobre el comunicado, que tuvo párrafos muy claros en cuanto a sus intenciones como bregar por "liberarse del yugo de intereses ajenos", Godín reconoció que la carta fue escrita por profesionales de la comunicación con ideas aportadas por los futbolistas: "La carta la redactamos entre todos y con profesionales para no cometer errores. Lo único que buscamos fue marcar una postura". Y evidentemente lo lograron.


Acerca del autor