Giménez, para no olvidarse, se tatuó la fecha en el brazo

Mirá el video donde el juvenil zaguero se tatuó el día de su debut en la selección y en el que narró a El Observador las sensaciones de una noche inolvidable

José María está sentado en un local de tatuajes en plena galería sobre 18 de julio. Pasa desapercibido. Es un muchacho más que se apresta a dejar en su piel una huella para toda la vida.

Claro que el tatuaje que se realizará no es uno más. Dice “10 de setiembre de 2013”. Es el día de su debut con la selección uruguaya en las Eliminatorias. Fue en el Centenario, ante 50 mil personas y marcando nada menos que a uno de los jugadores más caro del mercado europeo como el colombiano Radamel Falcao.

José María Giménez, con la frescura que lo caracteriza, contó a El Observador las vivencias de una noche inolvidable.

Contó como lo trataron los referentes del plantel: “Me hablaron permanentemente, el que más me habló fue el Ruso Pérez. Después Lugano me sacó la cancha y me dijo que no mirara a las tribunas”.

El primer cruce con Falcao: “En un momento me miró, no sé si desafiándome, para ver si reacciona, lo miré y no le cambié la mirada hasta que él lo hizo. Para distraerlo le decía cosas como, por ejemplo, en un ataque le digo ¿tenés auto en Madrid? Y me miró como diciendo, y este muchacho que me habla”.

Y su deseo final: “No está definido porque soy un pibe muy chico pero ojalá el Maestro me pueda seguir teniendo en cuenta en el futuro”.

Mirá el jueves, en la edición impresa de El Observador, la historia completa.

Jose Maria Gimenez tatuaje

Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios