Getafe sorprende a Real Madrid

Le ganó 2 a 1, en un partido que había empezado ganando el equipo merengue

Real Madrid agravó su mal inicio de temporada, sin conocer la victoria en tres partidos oficiales, con una derrota en el Coliseum Alfonso Pérez, en un estado alarmante de juego, remontado por un Getafe firme y disciplinado, que lideró con calidad el marroquí Abdel Barrada (2-1).

Sigue de vacaciones el equipo de José Mourinho. Ha perdido su pegada letal, su ritmo diabólico de fútbol. Repite los mismos errores del pasado. El balón parado como asignatura pendiente. Alejado aún de su verdadero nivel en Getafe, terreno al que tenía cogida la medida las tres últimas temporadas.

Pocos partidos tiene sencillos Real Madrid en el Coliseum Alfonso Pérez. Luis García, admirado por José Mourinho, diseña una táctica que reduce espacios y asfixia a los creadores de fútbol. Con el balón en pies del francés 'Lass' Diarra, al conjunto madridista le costó encontrar el camino. No será mal recibido el croata Luka Modric.

Mientras se concreta el fichaje del jugador del Tottenham, necesita a Xabi Alonso, que lucha por deshacerse de marcajes, mientras que el juego espera la aparición de Cristiano Ronaldo. En su eterna lucha ante Lionel Messi se puso el contador a cero y en dos jornadas el argentino ya ha anotado cuatro tantos, clave para Barcelona, mientras que Real Madrid espera al portugués.

Le sobra orgullo y lo intentó desde el primer balón que tocó. Era el minuto tres y su zurdazo se iba arriba.

El partido fue trabado, sin que Real Madrid pudiese tomar el mando. Se topó con un Getafe sostenido en la medular por el esfuerzo incansable de Míchel, Xavi Torres y Diego Castro. Su fútbol pasa por Barrada. Calidad y visión se unen en un futbolista que puso la pausa y acabó sentenciando. El venezolano Miku peleó sin fortuna y sin la valoración de la afición a su trabajo.

Llevaba 24 partidos sin perder en Liga Real Madrid. Nadie lo esperaba. Menos aún después de que Gonzalo Higuaín cazase el tanto que abrió el partido a los 27 minutos. Özil previamente había estrellado en el larguero, a puerta vacía, una bonita combinación con Cristiano. Y El portugués se topó con Miguel Ángel Moyá en un disparo lejano, complicado con bote junto a la potencia.

Apareció de nuevo Higuaín, como en el estreno liguero, para sacar petróleo de un pase de Di María. Pugnó en su primer intento con Alexis Ruano, recortó a Moyá y marcó a puerta vacía. El primer triunfo estaba encarrilado. Un testarazo de Abraham, tras mala salida de Casillas fue el aviso en el primer acto. La sorpresa estaba por llegar en el segundo.

El primer remate a puerta de Getafe fue gol. El centro perfecto de Barrada, lo cabeceó sin oposición Valera cruzado. Inalcanzable para Iker. Era el castigo al mal juego madridista.

A la hora Mourinho juntó a Benzema e Higuaín. Sin éxito. Necesitaba el triunfo y arriesgó. El primer balón que tocó Karim estuvo cerca del gol. Su remate, tras un giro dentro del área, con la zurda lo sacó Valera. Real Madrid perdía orden y el partido se abría. El planteamiento de Luis García era perfecto. Era la hora de recurrir a la velocidad de Adrián Colunga.

El triunfo de Getafe nació con la seguridad de Moyá. Respondió bien ante Cristiano. Barrada hizo el resto. Cada balón que tocaba hacía temblar a la defensa madridista, hasta que encontró el premio en un contragolpe de manuel. Colunga se marchó de Raúl Albiol, ayudado en el arranque de su mano en la que golpeó el balón tras el control. Barrada lanzó un zurdazo a la red para desatar la alegría en la poca afición local que acudió al estadio.

Real Madrid murió con impotencia. Con todo su arsenal ofensivo sobre el césped, incluido el canterano Álvaro Morata. Moyá sacó la última a Callejón, escorado, y Ramos no acertó a rematar un saque de esquina con todo a placer. Un castigo merecido a un equipo que alejado de su tono físico saca a relucir sus carencias. A cinco puntos del Barcelona. Aunque la Liga no ha hecho más que empezar, los de Mourinho no han podido hacerlo de peor manera.


Populares de la sección

Comentarios