Gastón puso la magia

Con goles de Acosta, Pereiro y Arambarri, Uruguay venció a Perú y quedó como líder junto a Argentina y Brasil

Uruguay le ganó a Perú por 3-1 en sus egundo partido en el hexagonal final y quedó como puntero junto a Argentina y Brasil, en un juego que lo tuvo como protagonista merecido para llevarse la victoria ante los peruanos.

Desde el inicio Uruguay marcó una supremacía táctica en el campo que no demoró en trasladarse al marcador.

Coito volvió a optar por un dibujo táctico 4-2-3-1, con una línea final que se recita de memoria -característica escasa en los equipos de este Sudamericano sub 20-, un tándem de recuperación y juego que no se cansa de recibir propuestas desde Europa y cuatro hombres en ofensiva que no les pesó el pie, cuando tuvieron que pisar el acelerador y encarar hacia el arco rival.

Uruguay volvió a ser un equipo con tendencia a atacar por la izquierda, ya que Mathías Suárez sube como no lo hace Guillermo Cotugno, aunque al pibe de Danubio no le da vergüenza decir presente en el área en cada pelota quieta.

Mauro Arambarri y Nahitan Nández no tuvieron inconvenientes en contener y taponear a Pedro Aquino y Sergio Peña, los motores del juego peruano en la medular, para poder adueñarse de la línea media y asistir a Facundo Castro, Gastón Pereiro, Rodrigo Amaral y Franco Acosta.

Justamente de un envío de Amaral llegó el gol de Acosta para abrir el marcador a los 27 minutos del primer tiempo.

Antes, Uruguay había hecho méritos para ponerse en ventaja con un disparo de larga distancia de Pereiro y con envíos de pelota quieta que pudieron conectar los centrales.

Los zagueros celestes, Erick Cabaco y Mauricio Lemos, destacados por su estatura, también ganaron de arriba para inquietar el arco de Carlos Granados.

Uruguay dominó el primer tiempo, lo encontró más sólido tácticamente, ocupando espacios en defensa y atacando los pasillos laterales que quedaban a la espalda de los volantes externos de Perú.

En ese sector del campo, Castro se hizo una fiesta explotando en velocidad y precisión, con el juego asociado por las bandas como premisa ofensiva del equipo de Coito. Uruguay fue más y mereció irse al descanso con ventaja en el marcador.

En el complemento Uruguay no aflojó la tónica y atacó de forma agresiva ante el arco peruano.

Gastón Pereiro se hizo local en el Parque Central y jugó como en el patio de su casa. Bajó pelotas, hizo cambios de frente y a los 10 minutos del segundo tiempo aprovechó un desborde de Acosta para bajar la pelota en el punto final y bajarle el telón al partido, con un 2-0 ilevantable para Perú, que quedó sin reacción de juego y se dedicó a pegar.

El equipo incaico se puso como meta emparejar las acciones para no llevarse una goleada y así logró llegar al arco de Gastón Guruceaga con más ganas que fútbol.

Centros frontales, envíos laterales y disparos de larga distancia fueron la fórmula para acercarse al arco celeste, lo que evidenció una falta clara de oportunidades de llegar al área chica.

A cada pelota quieta, los dirigidos por Víctor Rivera buscaron sacarle petróleo.

Y así fue, cuando tras un tiro de esquina llegó el gol de Adrián Ugarriza luego de anticipar de cabeza al arquero Guruceaga luego de que Pereiro peinara la pelota en el área.

Uruguay acusó el golpe del descuento y se acomodó. Pasó a un 4-4-1, con Acosta sumado al ataque y Castro recostado al doble cinco para colaborar en la marca y salir rápido en velocidad.

De un ataque rápido llegó el 3-1 que le bajó el telón al partido.

Pereiro recibió la pelota en el centro del campo, se sacó a dos volantes de Perú y llegó al área chica con la cabeza levantada y la claridad mental como para asistir a Arambarri que no perdonó.

El Parque Central se rindió a los pies de Pereiro, que jugó como en el patio de su casa para ser protagonista de dos de los tres goles celestes y darle una victoria clara y contundente a Uruguay que lo deja como líder del hexagonal final.

Uruguay jugará el domingo en la tercera fecha ante Paraguay.

El resto empuja, Pereiro juega, asiste y anota. La banda ilusiona.


Populares de la sección

Comentarios