Gardiol se bajó del sueño olímpico

Una rebelde lesión le impide buscar marca; ahora apunta al mundial 2017

Pablo Gardiol, el maratonista uruguayo de la actualidad con mayor experiencia en esa especialidad del atletismo, se tuvo que bajar por una rebelde lesión.

"Todo empezó tras correr la maratón de Barcelona en marzo de 2015. Ahí empezaron mis molestias", contó a Referí.

Gardiol, de 36 años, sufrió una entesitis del semimembranoso, que es la inserción del glúteo posterior y que le resiente todo lo que es fase de impulso y despegue. "Cada vez que piso con la pierna derecha y voy con la rodilla izquierda a hacer la zancada me genera dolor", explicó.

"Por esta razón le pedí a la Confederación Atlética del Uruguay no correr este domingo la maratón de Róterdam donde iba a buscar la marca sino intentar hacerla el 8 de mayo en Praga. Ellos me dijeron que si bien la fecha límite para hacer marca de la IAAF es el 11 de julio, ellos establecieron como fecha límite el 10 de abril para así poder tener una planificación de cara a Río 2016", contó.

"La lesión nunca remitió porque nunca paré de entrenar", agregó.

Después de la maratón de Barcelona de 2015, Gardiol se preparó en pista para competir en los 10.000 m de los Juegos Panamericanos a los que finalmente no pudo ir por el recorte de cupos que dispuso a ultimo momento la organización. Luego, el 28 de diciembre viajó a Colombia para entrenar en los 2.200 metros de altura de Ceja del Tambo, a 40 kilómetros de Medellín.

Toda esa preparación resultó en vano porque la lesión nunca cedió. Gardiol se atendió con Leonardo Schiavone con quien intentó todos los tipos de tratamiento posibles. "Necesitaría 50 días de parate para poder recuperarme, algo que no he hecho", explicó.

"Una maratón son cuatro meses de preparación. Primero se necesitan consolidar kilómetros y luego subir las cargas del ritmo e intensidad en la parte final; eso no pude hacerlo porque intensificar y forzar me provocaba dolor", contó.

Sin embargo, hay vida más allá de Río 2016: "Este año está el Iberoamericano de maratón en octubre a disputarse en Buenos Aires y el año que viene es el Mundial de maratón para el que se pide la misma marca que par air a Río. Así que apuntaremos a recuperarnos bien y enfocarnos en esos objetivos", adelantó el pupilo de Lionel De Mello.

Gardiol lleva corridas 12 maratones en su historial. Debutó en Chicago en 2006 con un crono de 2.26.28 (54º puesto), intentó la clasificación para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y Londres 2012 y corrió sus últimos 42 k en el eje del 2.22 y 2.21 cuando la marca olímpica se subió el año pasado de 2.17 a 2.19.



Acerca del autor