Ganar y nada más

Pablo Bengoechea metió mano en el equipo pero sigue sin encontrar su mejor versión

Las dos semanas de trabajo que tuvo Pablo Bengoechea para mejorar el rendimiento de su equipo no fueron suficientes. Peñarol, con cambios en su alineación, le ganó 1-0 a Rentistas a duras penas, pasándola mal y con la soga al cuello hasta los 90 minutos al no poder cerrar el partido ante un rival que parecía tener menor jerarquía.

Tras la pálida imagen mostrada ante Danubio en Jardines, el entrenador aurinegro metió mano en todas las líneas del equipo. En el fondo puso a Guillermo Rodríguez de titular en lugar del lesionado Emilio Mac Eachen. En el medio, se la jugó por Nahitan Nández y Luis Aguiar para la contención, y dejó fuera del plantel a Sebastián Píriz. Los volantes por afuera fueron Nicolás Albaracín y el argentino Carlos Luque, con Diego Forlán y Marcelo Zalayeta como delanteros.

La apuesta del DT nunca cuajó y Rentistas lo hizo sufrir con un planteo de igual a igual que hizo pasar apuros a la zaga mirasol. Peñarol tardó 35 minutos en calentar los motores y entrar en acción, pero con escaso juego colectivo, lejos de lo que se esperaba de un equipo con tantos jugadores de buen pie en cancha.

Ubicado en el doble cinco, Aguiar no incidió como en otros partidos en los que se fue arriba con más facilidad, para lastimar y juntarse con Forlán.

Los extremos no estuvieron claros. Albarracín estuvo muy lejos de su nivel y Luque, más activo, no tuvo muchas jugadas destacadas; solo un cambio de frente impecable para Forlán, quien tampoco estuvo iluminado –la asistencia en el gol y algunas intentos aislados–, mientras que Zalayeta pasó desapercibido.

Para peor, el medio perdió contención y Rentistas transitó esa zona con mucha facilidad, principalmente por el lado de Matías Aguirregaray, quien tuvo un arranque complicado al tener la marca de su otrora excompañero mirasol Matías Mier.

Peñarol prácticamente no pisó el área de Rentistas y las mejores ocasiones fueron en el segundo tiempo con remates de larga distancia, el mismo recurso al que apeló el "bicho colorado".

El tanto de la victoria llegó en una pelota quieta y con un bochazo salvador del Vasquito.

Pese a todo, el carbonero igual se llevó el triunfo y da pelea. "Lo primero que hay que hacer en el fútbol es ganar", dijo Bengoechea, quien se fue con gusto a poco.

Populares de la sección

Acerca del autor