Fútbol, toque, goles y corazón celeste

Uruguay goleó 3-0 a Colombia con anotaciones de Godín, Rolan y Hernández

Uruguay goleó a Colombia con fútbol, goles y corazón. El calor lo pusieron los celestes con el alma de Diego Godín, las corridas de Carlos Sánchez, el coraje de Cristhian Stuani, el orden de Álvaro González y la solidez de todo el equipo. No fue necesario que el bochorno achicharrara los músculos rivales como pasó en las Eliminatorias pasadas en Barranquilla. Bastó que la planificación de Óscar Tabárez fructificara en la cancha del Centenario.

¿Quién podía imaginarse después de la Copa América que Uruguay iba a ganar los primeros seis puntos rumbo al Mundial de Rusia sin Edinson Cavani y Luis Suárez? Y menos después de saber que arrancaba en la altura de La Paz, donde nunca había ganado, y contra Colombia, que aunque en Montevideo suele enfriarse, apabulló a los celestes en Brasil.

Pero ahí están los muchachos del maestro. Primeros, con los seis puntos conseguidos, con cinco goles a favor y cero en contra. Con Stuani, Diego Rolan y Abel Hernández como renovadores de un ataque poderoso que rompió todos los récords con la celeste.

Sin Diego Lugano se acrecentó la figura del nuevo capitán Godín. Sin Arévalo Ríos y el Ruso Pérez, símbolos de una época dulce (cuartos en el Mundial de Sudáfrica y campeones de América) surgieron Carlos Sánchez, Mathías Corujo y el Tata González.

Con Palito Pereira, de lateral o de volante, siempre metedor, un guerrero inclaudicable. Con la estatura de crack del pibe José María Giménez. Con el interminable Maximiliano Pereira abriendo surcos por el lateral derecho.

Uruguay mostró su mejor imagen anoche en el Centenario. Tuvo que sobreponerse, una vez más, a una lesión en el primer tiempo. En Bolivia salió Cristian Rodríguez a los 37 minutos y ayer Martín Cáceres a los 18. Pero entró Nicolás Lodeiro, con la sangre suficiente como para ayudar en la recuperación y generar fútbol para los delanteros.

En los primeros minutos de juego Uruguay llegó a través de la pelota quieta. Le costó meterse en el juego a los celestes. La primera ocasión la creó Maxi Pereira por derecha, la continuó Sánchez y la finalizó Stuani con un cabezazo que atajó el golero.

Colombia, con la habilidad de Edwin Cardona, la movilidad de Juan Cuadrado y el remate de Fredy Guarín, contó con las primeras ocasiones, aunque nunca fueron de temer para Fernando Muslera.

Sobre la media hora Uruguay se hizo fuerte en la mitad del campo e incisivo arriba. De un tiro de esquina llegó el primer gol. Sánchez puso la pelota en el área y Godín entró como un huracán. El capitán metió un cabezazo con la fuerza de una patada y venció a David Ospina.

Enseguida le sacaron otro gol del buche a Godín y antes de que terminara el primer tiempo, Ospina salvó el arco frente a Stuani. Uruguay terminó dominando el partido y Colombia era una caricatura.

El complemento comenzó con el golazo de Rolan. ¡Con qué categoría definió frente a Ospina! Una jugada que comenzó con una puñalada de Lodeiro y un movimiento fantástico de Stuani para desairar a los defensores y dejar solo a Rolan, que acarició la pelota por encima del arquero.

Formidable gol para afianzar a un delantero que no había tenido un buen primer tiempo, en el que tuvo que dar una mano en la zona de volantes tras la salida de Cáceres. Porque este equipo de Uruguay es, antes que nada, solidario. Los atacantes son atacantes, pero también volantes y defensores en caso de necesidad.

Colombia se desdibujó. Cuadrado, que comenzó de puntero izquierdo, terminó de lateral derecho. Jeison Murillo fue una máquina de regalar pelotas. Los volantes no se encontraron y los delanteros quedaron aislados.

Uruguay, en cambio, deleitaba por momentos. Antes de los 20 minutos del segundo tiempo la gente se sacaba el frío haciendo la ola y gritando "ole, ole, ole". Los brazos de Godín eran una licuadora pidiendo más apoyo y la tribuna le respondía.

La llegada colombiana que terminó con un cabezazo en el travesaño de Muslera fue un espejismo. Uruguay sometía a su rival desde todo punto de vista. A los celestes les salían todas: estaban agrandado. A tres minutos del final, Abel Hernández recibió una asistencia de cabeza de Stuani y metió un gol desde un ángulo casi imposible. Pero anoche esa palabra no tenía lugar en el diccionario celeste.

Uruguay goleaba y la impotencia se apoderó de Cuadrado que metió un codazo y terminó expulsado. La selección consiguió un triunfo formidable, porque jugó bien, porque marcó tres golazos y porque dejó el alma en cada pelota.

URUGUAY 3
Fernando Muslera 6
Maximiliano Pereira 6
José María Giménez 7
Diego Godín 8
Martín Cáceres -
Carlos Sánchez 6
Mathias Corujo 5
Álvaro González 7
Álvaro Pereira 6
Cristhian Stuani 8
Diego Rolan 6
DT: Óscar Tabárez

COLOMBIA 0
David Ospina 4
Santiago Arias 4
Cristian Zapata 4
Jeison Murillo 3
Frank Fabra 4
Fredy Guarín 4
Carlos Sánchez 5
Juan Cuadrado 4
Edwin Cardona 5
Teófilo Gutiérrez 4
Carlos Bacca 3
DT: José Pekerman

CAMBIOS EN URUGUAY: 18' Nicolás Lodeiro (6) x Cáceres -lesionado-, 71' Abel Hernández x Sánchez y 85' Nahitan Nández x González

CAMBIOS EN COLOMBIA: 57' Fabián Castillo (4) x Gutiérrez, 57' Macnelly Torres (4) x Guarín y 71' Falcao García x Arias

CANCHA: Estadio Centenario

JUEZ: Heber Lopes (Brasil)

GOLES: 33' Godín, 50' Rolan y 87' Hernández

EXPULSADO: 90+2 Cuadrado (C)

AMARILLAS: Corujo (U), Murillo, Castillo y Arias (C)



Acerca del autor