Fuerte respaldo político al proyecto del rugby

El presidente Sebastián Piñeyrúa fue reelegido por unanimidad; además se abatió el pasivo que había llegado a ser de US$ 400 mil

El proyecto de la Unión de Rugby del Uruguay recibió un fuerte respaldo político ayer, cuando la asamblea de clubes de la URU votó la reelección del presidente Sebastián Piñeyrúa y de su equipo por dos años, con lo que completará cuatro años de mandato.

El voto fue de la unanimidad de las instituciones, ratificando algo que se mantiene desde hace al menos cuatro años y que había sido muy difícil de lograr en años anteriores en el rugby uruguayo: una paz política y una conducción fuerte para generar varios cambios de fondo, que la URU tiene planificados para los próximos años, como consecuencia de su clasificación al Mundial y su entrada entre los 20 mejores del planeta. Entre otros cambios se fortalecerá el centro de formación de la URU en el Estadio Charrúa, se jugarán hasta 24 partidos internacionales, se traerá un DT argentino y se contratará al menos 8 jugadores locales para estar disponibles 100% para Los Teros.

Con la elección de Piñeyrúa se mantendrá la línea política que comenzó Marcello Calandra en el período 2012-2013, y que profundizó Piñeyrúa en 2014-205. Bajo esa conducción se consiguió la concesión del Estadio Charrúa, que fue el germen para iniciar el Plan de Alto Rendimiento conducido por Pablo Lemoine, que terminó con la clasificación al Mundial.

Una conducción fuerte y con respaldo político era un viejo pedido de la World Rugby, principal sostén económico de la URU, y además ha generado elogios del gobierno nacional, que en los últimos años ha trabajado fuertemente con la Unión para llevar el rugby a la educación pública.

Antes, la directiva de Gustavo Zerbino (2008-2011) había tenido cuatro años de mandato, pero mucho más turbulentos y sin el apoyo de dos de los clubes más fuertes, como Carrasco Polo y Old Boys.

Junto a Piñeyrúa fueron reelegidos los directivos Hector Lorenzo y Lozada, Juan Negro y Fernando de Posadas, mientras que ingresó José Muñoz. Además se mantienen Fabio Magno, Andres Pieroni y Daniel Van Rompaey, y tres ex presidentes: Pablo Ferrari (2006-2007), Zerbino (2008-2011) y Calandra (2012-2013).

Se abatió el pasivo

También se aprobó el balance con resultados positivos. Se abatió el pasivo, que había llegado a ser de US$ 400 mil. El ejercicio mostró resultados acumulados positivos, obligaciones al día y algunas cuentas por cobrar. Se trata de un logro importante teniendo en cuenta que el presupuesto creció hasta los US$ 3 millones anuales este año, gracias a aportes nacionales y sobre todo internacionales de World Rugby. Eso significa un presupuesto 10 veces mayor que en los años anteriores.

US$ 400
Mil. El logró más importante anunciado en la Asamblea es bajar el pasivo casi a cero. Se había ido bajando progresivamente en los últimos tiempos, desde un máximo que llegó a ser de US$ 400 mil
US$ 3
Millones. El presupuesto anual de la URU en 2015. Se multiplicó por 10 respecto a los últimos tiempos, gracias a aportes nacionales e internacionales

¿Equipo en super rugby?

"Es muy lejano aun para Uruguay pero puede ser mucho más beneficioso que los jugadores se vayan a Europa. Sería una franquicia Sudamericana lo que habría que tratar de conseguir, para tener competencia que coincida con ventanas internacionales, y tener disponibles a jugadores y no que pase lo de algunos países de Europa que los complica en sus citaciones por la negociación con los clubes", expresó el presidente de la URU sobre un proyecto aún lejano, pero que está en la agenda.

Acerca del autor