Fuego cruzado

La final de la Liga de Campeones tendrá frente a frente a dos entrenadores con nombre propio

La final de la Liga de Campeones entre Atlético de Madrid y Real Madrid a disputarse mañana (hora 15.30 de Uruguay) en Milán tendrá frente a frente a dos equipos de enorme potencial y a dos entrenadores con nombre propio dentro del planeta fútbol.

El francés Zinedine Zidane y el argentino Diego Pablo Simeone tienen puntos de contacto en sus carreras como futbolistas y ambos supieron defender con éxito la camiseta del club que hoy dirigen.

Sin embargo, su historia en Liga de Campeones es también paralela y Referí repasa las aventuras de cada técnico con la Orejona más deseada.

Del legado argentino que influye a Simeone hasta el triplete en diferentes ámbitos del fútbol que puede lograr Zidane, pasando por los duelos que protagonizaron dentro de una cancha.

Cholo: A la sombra de Herrera

El argentino Diego Simeone puede convertirse en el tercer entrenador nacido fuera de Europa en ganar la Liga de Campeones, tras sus compatriotas Luis Carniglia y Helenio Herrera.
Simeone fue el entrenador finalista en 2014, cuando su equipo cayó sin atenuantes ante el mismo rival por 4-1.

El último entrenador no europeo que conquistó la Champions fue Helenio Herrera, también argentino, que guió a Inter de Milán al título en 1964 y 1965.

Antes, Carniglia había hecho campeón al equipo de la otra vereda de Madrid, el Real, en los años 1958 y 1959, en los primeros compases de la competición.

Otro argentino que fue finalistas y se quedó con las manos vacías fueron Héctor Cúper, que definió el título de 2000 y 2001 ante Valencia y cayó en las finales ante Real Madrid y Bayern Múnich, respectivamente.

Atlético también había definido el título en 1974 con un entrenador argentino, Juan Carlos Lorenzo, que cayó ante Bayern Múnich.

Zidane: Un ganador nato

Zinedine Zidane ganó dos Ligas de Campeones con Real Madrid, una como jugador en 2002 y otra como ayudante técnico de Carlo Ancelotti en 2014 (ante el Atlético de Madrid de Diego Simeone) y mañana puede ganar la tercera como entrenador en jefe.

Aunque la historia de Zidane con la Liga de Campeones no es todo sonrisas, ya que supo también perder una final ante, justamente, el equipo que luego lo adoptó en su mejor versión.

Desde 1966 Real Madrid perseguía de forma obsesiva reconquistar el trono de Europa y generaciones y generaciones de grandes futbolistas se estrellaron una y otra vez ante un objetivo convertido en trauma.

Sin embargo la final en la temporada 1997-1998 ante Juventus le cambió la cara al club merengue.
El 20 de mayo en el Ámsterdam Arena, Real Madrid derrotó a los bianconeri donde era figura el francés Zinedine Zidane.

Su equipo, entrenado por Marcello Lippi, no había tenido grandes obstáculos para alcanzar la final (Dínamo de Kiev en cuartos y Mónaco en semifinales), pero parecía con muchos argumentos para proclamarse campeón.

Juventus había ganado el título europeo dos años antes, en 1996, y en 1997, en la primera temporada de Zidane en Turín, había caído en la final contra Borussia Dortmund.

Junto a Zidane formaban parte de aquel equipo figuras de la talla de Alessandro Del Piero, Didier Deschamps, Edgar Davids y el uruguayo Paolo Montero.

Juventus, el equipo más prestigioso del momento, cayó finalmente derrotado en aquella final en Ámsterdam.

Zidane había llegado a Turín justo después del triunfo del equipo en la Liga de Campeones de 1996 y la de 1998 fue la segunda final continental que perdió con el equipo italiano.

Tuvo que esperar hasta 2002, cuando vestía los colores de Real Madrid, para lograr la que fue su única Champions League como jugador.

Siete duelos como jugadores

Zidane y Simeone se vieron las caras como futbolistas en siete ocasiones. Como jugadores de Juventus e Inter, se midieron en tres ocasiones con una victoria para cada uno y un empate. Con el Cholo en Lazio, volvieron a cruzarse otras tres veces con dos victorias romanas y un empate. Ambos se enfrentaron por única vez en un derbi de Madrid en 2003 con victoria merengue por 2-0.

Populares de la sección