"Fue un robo descarado, a Frontera lo bajaron"

La Justicia había archivado una denuncia, pero ahora dirigentes de Frontera analizan iniciar nuevas demandas

Rivera se levantó en armas. Las declaraciones del extécnico Carlos Manta, de que le ofrecieron arreglar resultados a cambios del descenso del club Frontera Rivera, generaron reacciones.

Los dirigentes del club aguardan la llegada del presidente Roberto Valdivieso para ver los caminos a recorrer. Los pasos son pedir audiencia con el presidente de la AUF, Wilmar Valdez. Pedir que se desarchive el caso -que estuvo en la Justicia y fue cerrado por falta de pruebas- o iniciar nuevas demandas.

¿Qué dijo Manta? "Yo viví cuando me decían 'Carlos, ¿qué resultado necesitás?'. Era entrenador, cuando bajó el Frontera (club de Rivera) me preguntaron antes del partido si el empate servía. Me preguntó el árbitro del partido. Me servía empatar y me servía ganar. Empatamos. Yo dirigía a Paysandú Bella Vista, fue cuando reventó todo el tema y se dividió el arbitraje".

Ante estas declaraciones el presidente de Frontera, Roberto Valdivieso, explicó en el programa Tiempo de Fútbol de Sport: "Fue un robo, fue un robo descarado cuando echaron a Guglielmone y utilizaron todas las artimañas. Esto indica que cuando reclamamos no estuvimos equivocados. A Frontera lo descendieron, lo bajaron. A nosotros nos asiste el derecho porque a Frontera lo mataron y está bueno que ahora salgan otras voces, no le quito el mérito a la valentía de Manta de haberlo dicho".

Consultado sobre los motivos por los cuales lo querían hacer descender, respondió: "En aquel momento era Fénix (el que peleaba por un lugar en Primera con Frontera) y todos saben quienes palanqueaban a Fénix".

Como se explicó el miércoles en Referi, el partido al que hizo referencia Manta fue el empate 1 a 1 entre Rocha y Paysandú Bella Vista por la última fecha. El empate llevó a que Frontera jugara un repechaje con Fénix que ganó el club de Capurro.

El juez del primer duelo fue Daniel Bello que fue duramente cuestionado por la prensa. El del segundo juego Gustavo Méndez, que años después fue despedido del arbitraje.

Bello se defendió diciendo a Referi: "Nunca hablé en mi vida con Manta, pueden hablar con el señor Washington Rivero que presidía la Mesa Ejecutiva. Siempre tuve una muy mala relación con Manta porque un día, cuando estaba en Deportivo Maldonado, desde la cancha auxiliar me dijo un improperio contra mi hija y creo que en el fútbol hay códigos. Nunca hablé, nunca tomé un café y nunca me sentaría en una mesa con él, respetando su profesión".

Bello hizo un poco de memoria. "Él (Manta) está muy molesto conmigo porque en el partido Central-Frontera Rivera le hicieron un gol porque otorgué seis minutos de descuento, como correspondía, y empató Frontera que subió. Desde ese momento quedó muy molesto".



Populares de la sección