Fue la noche del 10

Diego Forlán fue la figura aurinegra con su gol e incidencia en los otros tres tantos

La imagen se repite en el final del partido. Diego Forlán se acerca a los rincones de la cancha para hacer los tiros de esquina y los hinchas de Peñarol lo aplauden, en agradecimiento por el gran partido realizado, en el que fue la figura clave del 4-1 con el que los aurinegros superaron a Sud América.

El 10 carbonero hizo el gol que abrió el marcador y tuvo incidencia en los otros tres.

No la tuvo fácil en el arranque. Comenzó como enlace, con Ifrán por derecha y Zalayeta por izquierda. Se movió hacia las bandas, principalmente hacia la izquierda, donde tuvo la marca de Arismendi, quien en esos primero momentos lo complicó bastante.

Para peor, le costó tener precisión a la hora de meter pelotas fáciles. Falló un par de pases sencillos que lo hicieron saltar de bronca.

"Me sentí muy cómodo. Vamos conociendo con los compañeros y trabajando cada vez más y eso hace que te sientas más cómodo". Diego Forlán

De todas formas, Peñarol llegaba al área de un Sud América timorato y a los 24 minutos, en una jugada rápida del tridente aurinegro, Ifrán la pasó al medio, Zalayeta la dejó correr y Forlán llegó para definir de primera, de zurda, para hacer un tanto con su sello, metiendo la pelota al segundo palo, para que pegara en el poste y entrara. Un golazo que el 10 festejó corriendo contra la Olímpica, en su casa, el Centenario.

Físicamente impecable, cerró el primer tiempo despejando una pelota en el área de su equipo.

En el complemento, con la IASA yendo por todo o nada, Forlán tuvo espacios e hizo estragos metiendo pelotas. En el segundo tanto, luego de una gran maniobra individual a velocidad, hizo dos centros para que en el segundo llegara el tanto de Nandez.

Luego, con Luque ya en cancha, tuvo otro socio para hacerlo explotar en velocidad, al igual que Palacios. Ambos ingresos fueron quienes anotaron los últimos goles. El argentino luego de encontrar la pelota tras un pase al vacío de Forlán y un fallo del fondo naranja, mientras que el cuarto cayó tras un envío de pelota quieta de la figura aurinegra, en el que el "buzón" hizo mal el achique.

Así, Forlán se ganó lo aplausos. Fue la noche del 10.


Populares de la sección

Acerca del autor