Franja consolidada

Danubio terminó con los fantasmas de no saber jugar en su cancha contra rivales que se cierran y se mostró como un equipo compacto que venció con claridad a Miramar Misiones por 3 a 1

Hay un solo partido que Leonardo Ramos tiene grabado en su memoria. No lo puede olvidar. Danubio se encaminaba al Apertura y Rentistas lo sacudió en Jardines.
La gente le gritó “vende humo” y otros le pidieron que se fuera del club.
Danubio tiene muchas de esas espinas clavadas en su cuerpo. Suele ganar los partidos contra los equipos más complicados pero sufre contra los que no pelean por nada.
Bajo esas condiciones desembarcaba Miramar Misiones en el escenario de Maroñas. Peleando el descenso, con un entrenador que conoce la casa como Daniel Sánchez, y la necesidad de sumar. Su idea era clara. Amontonar gente atrás y tratar de sorprender.
En otros tiempos, estos partidos significaban un gran acertijo para la franja. En los tiempos actuales los termina definiendo con claridad. La consolidación como equipo es lo que define este momento del equipo de Leo Ramos.
De pronto no es vistoso y hay pasajes de los partidos que los transita sin trascender. Pero aprendió a aprovechar sus momentos en el juego. Se hizo sólido en defensa, maneja la pelota en el medio y sabe explotar las virtudes de un Mayada intratabla y una ofensiva que no perdona.
Danubio marcó la cancha contra Miramar desde el inicio del juego. Tomó la pelota y no la prestó jamás.
Bastaron 12 minutos para quebrar la resistencia cebrita. Mayada tiró una pared con Álvez que le devolvió la pelota redondita y Camilo la metió lejos del alcance de Berbia.
Luego del gol la franja vivió ese momento de deambular por el partido. Es cuando aparece la otra parte del equipo. La defensa. Es que al margen de algún remate (Appelt y Fernández) no pasó mayores complicaciones.
A diez del final Zambrana lanzó un tiro de esquina y Velázquez anticipó a todos para poner el 2 a 0.
El partido estuvo detenido cinco minutos por la expulsión de Fernández y Soria pero nada sacó a la franja del juego. Ni siquiera el descuento de Pallante de tiro libre a los cinco minutos de la parte complementaria.
Tres minutos después el árbitro Bentancor, de floja actuación y que se complicó solo el partido, expulsó a Appelt y el cebrita quedaba con nueve jugadores. ¿El motivo? Fornaroli intentó meterle un sombrero y la pelota pegó en su codo.
Lejos de poner el pie en el acelerador y liquidar el pleito como el boxeador que sabe que metió una mano que le dolió al rival, Danubio esperó su momento. No se desesperó y atacó con locura. Y eso habla de consolidación, de maduración como equipo.
Recién a 15 minutos del final Danubio terminó con Miramar. Porras colocó una pelota perfecta para Álvez que se fue al mano a mano con Berbia, lo dejó por el camino y adiós mi flor. En silencio, sin estar en la vitrina, sin grandes jugadores, Danubio es el líder de las dos tablas.

Los detalles

Danubio 3 – Miramar Misiones 1

Danubio: Salvador Ichazo; Camilo Mayada, Guillermo Coturgno, Emiliano Velázquez y Federico Ricca; Hugo Soria; Gonzalo Porras; Ignacio González y Jorge Zambrana; Jonathan Álvez y Bruno Fornaroli. DT: Leonardo Ramos

Adrián Berbia; Christian Colman, Pablo Pallante, Santiago Mastrángelo y Agustín Trinidad; Marcelo Broli, Matías Appelt, Sebastián Pérez y I. Christhopersen; Walter Pandiani y Federico Fernández. DT: Daniel Sánchez

Cambios en Danubio: 53’ Matías De los SAntos (5) x J. Zambrana, 76’ Diego Martiñones x G. Cotugno y 78’ Horacio Sequeira x J. Álvez

Cambios en Miramar Misiones: 56’ Jonathan Ríos (4) x S. Pérez y Leonardo Ramos (5) x I. Christhopersen y 80’ Agustín Miraballes x W. Pandiani

Cancha: Jardines del Hipódromo

Juez: Javier Bentancor

Goles: 12’ Mayada (D), 35’ Velázquez (D), 50’ Pallante (MM) y 75’ J. Álvez (D)

Expulsados: 43’ Fernández (MM) y Soria (D), 53’ Appelt (MM) y 84’ Trinidad (MM)


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios