Fotógrafo oficial de Nacional fue agredido por policías

“¡Pará, pará!”, gritó mientras era arrastrado. “¿Qué filma?, apagá la cámara”, dijeron los efectivos a los medios que registraban el hecho

El fotógrafo oficial del Club Nacional de Football, Alejandro Moreira, resultó herido tras ser agredido por efectivos de Policía en los incidentes ocurridos este miércoles a la noche luego del partido entre Nacional y Newell’s por Copa Libertadores.

El hecho fue registrado por las cámaras de Subrayado, desde el momento en que efectivos policiales le piden que se retire y él les dice “estoy trabajando”.

Luego, el fotógrafo comienza a gritar “pará, pará”, y es rodeado y sujetado por varios policías. Enseguida fue derribado al piso, mientras otros efectivos intentaron interponerse con sus escudos para que las cámaras no vieran lo que ocurría.

Pero los gritos de Moreira fueron más fuertes. “¡Pará, pará!”, volvió a pedir.

Inmediatamente, un efectivo se dirigió a los camarógrafos presentes en el lugar y les preguntó, en voz alta: “¿Qué filma ahí? Usted no filme nada”. “Apagá la cámara, sacá la cámara de aquí”, señaló otro

Además, había un hombre vestido de civil, que le pedía al camarógrafo de Subrayado que apagara su cámara.

En ese momento, Moreira era retirado por los efectivos. “Pará, me vas a quebrar el brazo”, gritó, antes de caer y ser arrastrado.

“Me pegó un frentazo como si fuera una pelea callejera”

Este jueves, Moreira dio detalles de lo acontecido. “Me puse a grabar, a hacer mi tarea como cualquier reportero gráfico. A lo cual me cortaron la libertad de prensa”, dijo a radio 1010AM.

“Se me apersonó uno de la Guardia (Republicana) a los gritos: ‘dejate de grabar, quén sos’”. “Pero soy fotógrafo”, le respondió. “’No grabés nada’, me dijo, y me pegó con el palo en la boca del estómago”.

“Y le digo, ‘yo estoy trabajando igual que vos’. En eso me pegó con la punta del palo en el ojo. No le alcanzó, y me pegó un frentazo como si fuera una pelea callejera, a lo cual yo lo esquivé y me empezó a empujar con el palo”, dijo el fotógrafo.

Moreira continuó su relato y señaló que luego lo agarraron “entre dos”. “Y empezó a los gritos el que me pegó llamando más gente. Luego eran como 10 o 12, está en las imágenes de Canal 10. Lo único que les decía ‘es estoy trabajando’”

“Me empezaron a pegar por todos, me rompieron el lente de la cámara”, dijo el fotógrafo, quien comentó que efectuó una denuncia policial.

Por último, Moreira señaló: “El problema no soy yo, el problema es la libertad de prensa Porque también fue atacado el camarógrafo del 10 que tuvo mucho coraje para seguir filmando y a él también le metieron la pesada”.


Populares de la sección

Comentarios