Fossati renunció por los malos arbitrajes

El técnico dejó a su cargo en un partido histórico por “aspectos extradeportivos”, según le dijo a Damiani; los dirigentes piensan en Paolo Montero para lo que queda

Cabeza gacha, ojos perdidos, bronca y más bronca por haber caído así ya que cuando se cumplió el minuto 90, Peñarol todavía ganaba 1-0.

En esos instantes fatales, Jorge Fossati pasó de la gloria al cadalso. De la alegría a la frustración. De ser Gardel para el hincha, a ser el técnico que se tenía que ir.

Y se fue... Callado, sin hablar con nadie, como lo hizo hace siete meses Gerardo Pelusso del archirrival luego de que el propio Fossati y su equipo le adosaran el histórico 5-0.

Pero el técnico sabe que esto también fue histórico. Le dieron vuelta un encuentro que tenía ganado en los minutos de adición.

Y lo habló cara a cara con el presidente Juan Pedro Damiani durante unos 40 minutos.

“Mirá, Juan, esto se desgastó mucho. Nos robaron nueve puntos decisivos y estos temas nos han perjudicado al club y a mí, por eso doy un paso al costado”, dijo el DT en la intimidad.

Damiani más o menos lo esperaba. No importa si fue mano de Sebastián Fernández en el primer gol de Nacional. Tampoco si fue falta de Valdez sobre Taborda para que el Chino frotara su zurda mágica en el 2-1. El tema era otro.

Es que Peñarol no levanta cabeza y, por si fuera poco, perdió un partido increíble.

¿Quién agarra a 14 puntos?
Un dirigente aurinegro –fueron casi todos el domingo al vestuario, salvo Edgar Welker– fue muy claro con El Observador.

“El tema es quién agarra ahora la dirección técnica. Porque estás a 14 puntos y por más que falta todo un campeonato, no es fácil para un entrenador hacerse cargo de esto”, explicó.

Y tiene razón. Pero eso no es todo. A esta altura –y aunque se insiste en que falta mucho–, Peñarol peligra en su búsqueda de clasificación a la Copa Libertadores de 2016, porque si no levanta, corre el riesgo de quedar muy lejos.

Damiani dio la cara tras hablar con Fossati, quien esta vez, prefirió no dialogar con la prensa.

“No estamos acostumbrados a perder clásicos. Siempre es doloroso, hay que reconocer que hay cosas para mejorar. Tuvimos la humildad de traer todo lo que se nos pidió. Jorge Fossati es un técnico de primer nivel, ha sido muy sensible y muy buena gente, pero hay veces que las cosas no salen. Me planteó en forma sorprendente que él considera que hay aspectos extradeportivos que lo han perjudicado enormemente por lo que considera que Peñarol tenga que modificar el cuerpo técnico”, dijo  el presidente.

Damiani agregó: “Le aceptamos la renuncia que fue indeclinable. Nos tenemos que tomar unas horas para decidir quién dirigirá hasta el final del torneo estos tres partidos que quedan”.

“El fútbol es así, es ingrato, pero hay que estar acá con la cabeza erguida. Faltan 18 partidos y estoy seguro que Peñarol va a ganar el Campeonato Uruguayo”, indicó.

Sobre qué aspectos extradeportivos se refería Fossati, si el tema de los jueces o los problemas políticos por las elecciones del club, Damiani expresó que “hay códigos en el fútbol y en la vida. Habría que preguntarle a él”. No obstante esto, El Observador pudo saber que fue por el tema arbitral.

“Nunca me quejo de los árbitros, pero hay un dicho: ‘Calavera no chilla, pero se calienta’”, terminó diciendo Damiani cuando se retiró del camarín.

Paolo Montero tiene el uno
“¡Cómo se sufre desde afuera!”, dijo Paolo Montero con el torso desnudo por el calor en la intimidad del vestuario de Tercera luego de igualar el domingo 0-0 en el clásico. Fue antes de que comenzara el partido de fondo.

Tras el resultado del clásico de Primera, Paolo es el número uno para suplantar a Fossati al menos por los tres partidos que restan del Torneo Apertura.

Si bien los directivos se quieren tomarse unas horas, un par de dirigentes dijeron a El Observador que Montero es la prioridad.

El lamento de Pacheco
El capitán Antonio Pacheco pidió para ser él quien hablara en nombre de sus compañeros con la prensa. Lo hizo el día en que batió el récord de más clásicos jugados en el profesionalismo, 58, uno más que Omar Caetano.

Consultado acerca de que quedaron a 14 puntos del líder, indicó: “Perdimos el clásico y quedamos relegados en la Tabla Anual. Pero faltan tres partidos y todo un campeonato. El primer gol de ellos fue un error nuestro ya que siempre vamos bien por arriba. En el segundo, no pudimos hacer nada”.

Además, sostuvo que “nos vamos sumamente tristes, amargados. Hay que pedirle disculpas a la gente de Peñarol; este equipo se entregó al máximo”.


Populares de la sección

Comentarios