Forlán quiere volver a España como técnico

En una entrevista que concedió a Marca, el delantero dijo que siente el desgaste emocional de una carrera tan larga
Forlán recibió al periodista de Marca en Los Aromos y habló del presente en Peñarol, del futuro y de Luis Suárez.

Llegó hace sólo seis meses y cumplió su ilusión de ganar el título con Peñarol. ¿Qué siente?

Mucha felicidad. Salir campeón es complicado en cualquier sitio, aunque, por el sistema uruguayo, deberíamos vencer el Clausura para ser campeones absolutos del año. Si no, iríamos a una finalísima. Pero la primera parte ya está hecha.

Torneo Clausura, Libertadores e inauguración del nuevo estadio de Peñarol en febrero. ¿Qué desafío le emociona más el próximo año?

Peñarol está creciendo y la idea es llevar ese dominio a nivel internacional. No me conformo con este título.

¿Cómo ha adaptado su calidad a un fútbol tan rústico como el uruguayo?

Preparándome bien física y mentalmente. Unos equipos te dejan jugar más, otros menos. Aquí el césped está más alto, no se moja y hace el juego más lento. No tienes tiempo para pensar, pues te enciman rápido. Es más difícil que se dé un buen fútbol.

Le queda un año más de contrato, hasta diciembre. ¿Piensa ir más allá?

Me siento bien por ahora, ésa es la verdad. Pero, claro, los años van pasando y lo que más siento es el desgaste emocional, motivacional, no el físico. Cansa más todo lo que rodea al fútbol que el juego en sí. Poco a poco: en diciembre analizaré si sigo o no.

Su compatriota Luis Suárez está que se sale.

Hablo mucho con él, y me pone contento su éxito. Los tres de arriba se alimentan entre sí en el Barça, aunque él está en una edad ideal, madura, con experiencia y en una forma increíble.

¿Vio el reciente pisotón a Abdennour?

Estaba en mis cosas y no lo vi. No es una acción buena, pero es su forma de jugar. Algunos nos calentamos más y otros menos. Con tantas cámaras, hoy te pillan en cualquier detalle. No está bien, pero hay que saber también qué le dijo el rival. Dentro de la cancha pasan cosas que sólo los jugadores saben. Luego se saca hacia afuera y se agranda la polémica. Te insultan, dices cosas, es el fútbol.

¿Será entrenador cuando acabe en diciembre?

Estoy haciendo ya el curso de técnico, y sí creo que ejerceré. Quizá pronto esté de vuelta por España, nunca se sabe. Me apasiona el fútbol, lo cual no quiere decir que elija ser entrenador sí o sí, pero es una posibilidad que sí existe.

¿Qué estilo de entrenador le seduce?

El fútbol lo vivo mucho. No soy tan tranquilo como parece. Me gusta estar pendiente de cada detalle, al menos como jugador. Veremos qué siento como técnico, pues todo es diferente. Me gusta trabajar, soy de vibrar con el juego.

Fue Bota de Oro, pero, yendo al Balón de Oro de este año, ¿a quién se lo daría?

No tengo dudas, a Messi. Neymar y Cristiano son grandes también, pero competir con Leo es difícil. Es el más desequilibrante en el uno contra uno, no hay dudas. Messi está por encima de CR7.

¿Y quién es el mejor delantero centro del mundo?

Difícil de designar. Messi hace 60 goles por temporada y Ronaldo, igual. Por eso, no los puedes obviar en la categoría de delanteros centros. Por eso, el mejor es Messi.

Aquella frase de que nunca besaría un escudo que no fuese el de Uruguay o Peñarol lo ha cumplido ahora con este título. ¿Qué recuerda de aquella polémica?

Se malinterpretó mucho eso. Lo dije por propio respeto al Atlético de Madrid. Yo no fui hincha del club, no me crié allí. A mí, mis padres me educaron a respetar los símbolos y mi forma de respetarlo era no siendo falso ni populista y haciendo lo que sentía, no lo que la gente me pudiera aplaudir luego. Son mis valores.

Fuente: Marca

Populares de la sección