Forlán llegó a Montevideo

El futbolista regresó a Uruguay para cumplir un viejo deseo y sellar así su vínculo por un año y medio con Peñarol
Falta la firma, pero la noticia sacudió el ambiente y el ánimo en Peñarol. Diego Forlán, emblema de la selección uruguaya y mejor jugador del Mundial de 2010, llegó a Montevideo en un vuelo directo al corazón de los hinchas, que cumplirán un viejo deseo de verlo con la camiseta aurinegra.

El atacante arribó este jueves por la mañana al Aeropuerto de Carrasco junto a su esposa y familiares.

Un equipo a su medida
De cara al nuevo Campeonato Uruguayo, Peñarol cambió la matriz de contratación y la estructura del plantel.
La idea es conformar un plantel juvenil con pocos referentes y que los jugadores mayores sean espejo de los más jóvenes.

En ese sentido, su llegada cae como anillo al dedo.

El futbolista arregló con Peñarol aspectos pendientes de su contrato como los derechos de imagen y la duración ya que el dinero no fue un problema.

Forlán será, junto a Marcelo Zalayeta y Carlos Valdez, el mejor pago del plantel y el contrato se extenderá por un año y medio.

La intención del futbolista era un contrato de dos temporadas y Peñarol ofreció, como en todos los contratos altos, una, por lo que se llegó a un arreglo hasta diciembre de 2016.

Una novela de cuatro años

El primer capítulo del romance entre Forlán y Peñarol fue en 2011, cuando el futbolista por aquel entonces de Atlético de Madrid dijo que sólo besaba los escudos de Peñarol y Uruguay.

Ese fue el primer guiño con que en Peñarol se ilusionaron.
Tres años más tarde, en 2014, dijo una frase de sentencia: "En Sudamérica solo juego en Peñarol", descartando así los rumores de un retorno a Independiente.

En diciembre Forlán pudo llegar a Peñarol luego de que su equipo Cerezo Osaka perdiera la categoría en Japón, pero el club le renovó el vínculo por seis meses y la ilusión volvió a postergarse.

En junio se confirmó su salida del club nipón y Bengoechea levantó el teléfono para hacer una llamada de larga distancia.

Diego Forlán se sumará a los entrenamientos el sábado pero deberá viajar el 23 -ya como jugador de Peñarol- a San Petersburgo, Rusia, donde será homenajeado por FIFA como el mejor futbolista del Mundial de 2010. Será presentado en la Copa Euroamericana ante Málaga en el Centenario.
Al jugador le gustó la idea de llegar a Uruguay y se gestó una negociación que terminará en las próximas horas con la firma del contrato.

Diego, la estrella que de niño se fue de las formativas de Peñarol para no jugar a la sombra gloriosa de su padre, volverá a vestirse con los colores que más le gustan.

Y será bienvenido.

Populares de la sección

Acerca del autor