Foglia y Déborah Rodríguez recibirán por adelantado becas olímpicas

La Fundación Deporte Uruguay ya estudia seleccionar un grupo de deportistas para apoyar de inmediato

El ciclo olímpico de Río de Janeiro 2016 será distinto al de Londres 2012 para los deportistas uruguayos. Al menos en lo que se refiere al apoyo otorgado: a partir de enero dos deportistas recibirán su beca. 

Los seleccionados fueron Alejandro Foglia y Déborah Rodríguez, quienes percibirán una importante cifra mensual ootrgada por el Comité Olímpico Uruguayo (COU) a través de Solidaridad Olímpica. 

“Fueron las dos mejores actuaciones en los Juegos Olímpicos”, dijo a El Observador Julio Maglione, presidente del COU.

El hecho de que las becas se otorguen ahora marca una importante diferencia con lo que ocurrió en el ciclo de Londres.

En aquel entonces, las becas completas y las medias becas se otorgaron a partir de setiembre de 2010 y para destinarlas el COU se basó en las actuaciones de los deportistas en los Juegos Odesur de Medellín 2010.

Foglia había percibido entonces una beca completa al igual que el atleta Andrés Silva y los remeros Rodolfo Collazo y Emiliano Dumestre.

Pero en el año 2009 –terminado el apoyo que tuvo de cara a Beijing 2008– Foglia tuvo que encarar su temporada europea, con la disputa de varios torneos, pagando todo de su bolsillo. 

Otras becas
El apoyo no solo se centrará en estos dos deportistas.

La Fundación Deporte Uruguay (FDU), que se integra con miembros del COU y de la Dirección Nacional de Deportes (Dinade), sesionó el jueves y analiza una serie de nombres de deportistas para apoyar de cara al ciclo.

La FDU apoyó a comienzos de este año a varios deportistas que no tenían becas pero que tenían chances de clasificarse a Londres.

Sus apoyos vertidos de cara a los pasados Juegos Olímpicos comenzó en 2010 alcanzando la cifra de US$ 1.053.970.

“A partir de enero vamos a entregar becas a través de la FDU”, adelantó uno de sus integrantes, Ernesto Irurueta, también titular de la Dinade.

“Ese listado de deportistas todavía no está terminado; el apoyo será de largo aliento con el debido seguimiento y evaluación. No es solo otorgar el apoyo, en lo económico y en la planificación, sino también evaluar los resultados que vayan teniendo”, agregó.

“Hay un grupo de deportistas que están en determinado nivel con respecto a otros y serán a los que apuntaremos”, sostuvo Irurueta sin adelantar nombres.

“Es muy difícil pensar en los deportes colectivos porque nuestros recursos son finitos, pero vamos a tratar de concentrar los apoyos que tradicionalmente le otorgamos a las federaciones haciendo un giro para atender los reclamos de los deportistas que a veces se fijan mucho en lo que ocurre en el exterior, pero las comparaciones sirven relativamente”, expresó Irurueta.

El rugby seven –que este año le ganó un histórico Sudamericano a Argentina– y el hándbol femenino –que creció con dos camadas jóvenes muy buenas y que le ha ganado a Argentina en todas las categorías– son dos deportes colectivos con esperanzas de clasificarse a unos Juegos. 

“Desde el estado hemos atendido como primer tema a la educación física, universalizándola. El año pasado nos enfocamos en los Juegos de la Juventud. Todo lleva presupuesto, nada es gratis”, agregó Irurueta.

“Ahora intentamos darle el mejor apoyo a las federaciones. Aún tenemos en el país participaciones en competencias que son muy costosas y donde se sabe que el resultado no va a ser muy bueno. Entonces tenemos que evaluar cada día con más atención las variables de competencia y resultados sabiendo que algunas cosas se pueden y otras no”, dijo.

Soplan vientos de cambio. Y vienen con más apoyo.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios