Foglia se vuelve con barco cubierto

La Dirección Nacional de Deportes se comprometió a comprarle la nueva embarcación con la cual el mejor uruguayo en los Juegos Olímpicos de Londres, comenzará a competir en la clase Finn de cara a Rio 2016

Hora 13.30. El vuelo de Iberia anunciará este martes su partida rumbo a Madrid. Alejandro Foglia estará entre los pasajeros para llegar con destino final a Barcelona. Con la mente en paz: el apoyo para comprar un barco de cara a los Juegos Olímpicas de Río de Janeiro 2016 ya está comprometido. 

“La semana pasada me invitaron al lanzamiento del Plan Nacional Integrado de Deportes. Hablé con Liliam Kechichián (ministra de Turismo y Deporte) y Ernesto Irurueta (director nacional de Deportes) y me dijeron que no me preocupara, que el apoyo estaba”, contó Jano a El Observador.

Foglia fue octavo en la clase laser standard de yachting en los Juegos Olímpicos de Londres donde obtuvo un diploma y protagonizó la mejor actuación de los deportistas uruguayos.

Para Rio 2016 ya tiene decidido cambiar de categoría y competir en clase finn. Lo primero que necesita es un barco cuyo precio ronda los 15 mil euros.

"Siempre estuve tranquilo: para mí lo importante era la organización y la planificación del trabajo para volver a España con algo armado. No estaba 100% seguro de que iba a tener apoyo, pero sí tenía mucha confianza de que apoyo iba a existir”.



Lo comprará en Europa, ya que vive en Barcelona desde diciembre de 2009 porque es ahí donde compiten los mejores. 

“Me dijeron que cuando tenga el presupuesto se los mande; ya estoy viendo qué me conviene comprar, si nuevo o usado; me estoy asesorando, pero no puedo darme el lujo de perder tiempo”, explicó.

Es que Jano necesita tiempo de adaptación para la nueva embarcación.

Además necesita aumentar de peso y ya está estudiando el calendario de competición para esta temporada y también anda en busca de un entrenador especializado en la clase (ver recuadro).

Vida nueva
“Este año mi prioridad van a ser los estudios”, contó Foglia a quien le queda un año para recibirse de licenciado en Educación Física.

“No quiero tener el peso arriba de no haberme recibido durante la campaña, ya estoy grande”, confesó el velerista, que tiene 28 años.

Jano ya realizó la reválida de las materias que cursó en Uruguay y ya tiene una salvada en España. “Me quedan otras nueve. Las clases empezaron la semana pasada, por lo que llego derecho a estudiar y recuperar”.

Los cursos se dictan en catalán. “Tengo el oído acostumbrado y entiendo bien: me falta un poco para hablar”, explicó.

La Universidad queda en Montjuic y Jano buscará un nuevo apartamento en esa zona. Lo esperan en ese rubro gastos de 1.200 euros al mes.

También volverá a trabajar: “El próximo fin de semana mis niños tienen una regata y ya me habló mi jefe para que vaya”.

Foglia da clases de vela a niños, en clase laser 4.7, en el Club Nautic Garraf, ubicado en las costas del mar Mediterráneo a 35 kilómetros de Barcelona. Y allá marcha el olímpico. A trabajar, estudiar y a renovar sus sueños.  


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios