Foglia fue el elegido

El deportista obtuvo por segunda vez el Altar Olímpico de parte del Comité Olímpico Uruguayo por su notable labor entre 2011-12

Alejandro Foglia no ocultó su alegría luego de que el martes el Comité Olímpico Uruguayo, en el marco de sus 90 años, le entregara por segunda vez la mayor distinción a nivel deportivo, el Altar Olímpico 2011-12.

“Si bien sabía que tenía chances de ganarlo porque fui el mejor uruguayo en los Juegos Olímpicos, no sé si lo esperaba. Es una presión que se agrega, pero a mí me gusta trabajar con presión y exigirme más”, dijo Foglia a El Observador ni bien recibió el premio mayor de los deportistas.

Más allá de que no es la primera vez que lo gana, no es el primer Foglia en obtenerlo. Antes, en 2004, sus hermanas Andrea y Mariana lo ganaron en conjunto.

“La verdad es que ni me acuerdo cuándo fue, pero sé que lo ganaron. La familia siempre me acompaña y eso resulta fundamental para cualquier deportista”, indicó .

Cuarto en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, medalla de bronce en el Sudamericano Laser de Buenos Aires 2012 y diploma olímpico por el octavo puesto conseguido en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, lo de Foglia fue sencillamente espectacular en estos dos años y se llevó un merecido premio.

Como se sabe, cambió de categoria y ya se prepara en la finn de cara a Río 2016.

“Este trofeo es lo máximo a lo que puede aspirar un deportista a nivel nacional y por eso me da mucha felicidad. Me acuerdo del profesor Óscar Gadea, quien siempre me acompañó. Ahora en la clase finn, se necesita un barco super competitivo, que es más grande que el anterior. Necesito ganar kilos en musculatura, pero siempre me gustan los retos”, explicó.

Con relación al apoyo que requiere, sabe que “faltan cosas. Cada vez es más difícil estar compitiendo a nivel internacional con otros países más desarrollados. El deporte no es un fin, sino que es un medio para que los niños puedan disfrutarlo”.

Foglia, quien reside en Barcelona, viajará próximamente a España para recibirse como profesor de educación física. “La primera prueba clasificatoria para los Juegos de Río será el año que viene en el mes de setiembre en Santander, así que tengo mucho tiempo para prepararme y la clasificación será por ranking,; así que voy a tener que entrenar mucho”.

La ceremonia fue en el Teatro Solís y no podía terminar de otra forma: todos de pie aplaudiendo a Jano Foglia. 


Populares de la sección

Comentarios