Final bajo emergencia ambiental

Argentina y Chile jugarán este sábado la final de la Copa América bajo preemergencia ambiental que afecta a Santiago por sexta jornada consecutiva.

Argentina y Chile jugarán este sábado la final de la Copa América bajo preemergencia ambiental que afecta a Santiago por sexta jornada consecutiva, debido a los altos índices de contaminación que han impactado la capital chilena durante el torneo continental.

"Debido a las malas condiciones de ventilación y con el objeto de resguardar la salud de la población la Intendencia Metropolitana ha decretado para este Sábado 04 de julio de 2015, Preemergencia ambiental", indicó un comunicado de la Intendencia de Santiago.

Pese a que la medida recomienda no realizar actividades deportivas al aire libre y obliga a la suspensión de estas en establecimientos educacionales, las autoridades chilenas han manifestado que no es posible suspender ningún juego de Copa América, por disposición de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) pese a las malas condiciones de calidad del aire.

El crucial partido se disputará a partir de las 17H00 (20H00 GMT) en el estadio Nacional de Santiago a donde acudirán más de 45.000 personas, mientras que el resto de la población de la capital chilena de 6,7 millones de habitantes seguirá el juego desde sus casas, en las que es característico el encendido de parrillas para asar carne durante estos eventos.

La medida restringe la circulación de casi un 20% del parque automotor, equivalente a unos 310.000 vehículos, por lo cual, los hinchas que acudan al estadio deberán hacerlo mayormente en transporte público.

También paraliza el funcionamiento de unas 780.000 industrias contaminantes de Santiago y prohíbe el encendido de cualquier calefactor a leña o biomasa, en pleno invierno austral y cuando se registran bajísimas temperaturas.


Fuente: AFP

Populares de la sección