Figueredo, el dueño de la automotora que se hizo millonario

Figueredo fue futbolista, periodista, presidente de la AUF en una etapa conflictiva y desde la década del 90 se vinculó a la Conmebol

Eugenio Figueredo trabajaba en una automotora sobre la calle Ejido. Desde allí atendía y recibía a todo el mundo en una pequeña oficina donde estaban colgados los banderines de la Conmebol y la FIFA. Eran tiempos donde Figueredo iniciaba su romance con las autoridades del fútbol mundial. Y creció en el ambiente directriz, como él mismo dijo alguna vez, “repartiendo tarjetas de visita”.

Figueredo no es un paracaidista en el fútbol: fue futbolista de Huracán Buceo donde se desempeñó como lateral derecho. Incursionó incluso como periodista hasta que llegó a la presidencia del club del Buceo entre 1971 y 1972.

Luego de ser delegado del club durante muchos años, logró su cometido de ingresar en los cuadros de la Conmebol donde, desde 1993 hasta 2013, fue vicepresidente de una de las presidencias más largas de la historia, la de Nicolás Leoz.

En 1997 accedió a la presidencia de la Asociación Uruguaya de Fútbol. En aquel entonces, el expresidente de Defensor Sporting, Eduardo Arsuaga, dijo que su desembarco fue a pura promesa: “En 1997 dijo que tenía una empresa americana para traer 20 millones de dólares”.

Estuvo al frente de la AUF hasta el año 2006. En ese período la selección uruguaya clasificó al Mundial de Corea y Japón 2002, pero su campaña al frente de la AUF estuvo plagada de inconvenientes. La acusación más dura de su ejercicio la realizó el presidente de Liverpool, José Luis Palma, que lo acusó de negociar “a escondidas de los clubes” los derechos de televisión que posee Tenfield.

Figueredo se ha encargado de dejar en claro su poder en el mundo del fútbol. En una entrevista realizada por El Observador en 2006, el entonces presidente de la AUF expresó: "Lo que hago yo no lo puede hacer nadie (en la AUF)". Su salida de la Asociación fue impulsada por el gobierno de Tabaré Vázquez, debido a una polémica sobre la asignación de derechos de TV.

El exaquero paraguayo José Luis Chilavert, lo acusaron directamente de nepotismo, en declaraciones a una radio paraguaya en 2013.

"Hay dirigentes que están acusados de hechos de corrupción y respecto a este señor Figueredo que está al frente de la Conmebol, yo estoy muy enojado y caliente contra él. Hace 15 años atrás vendía autos usados en Uruguay y hoy es multimillonario. Cuando empieza a reunirse con el grupo que lidera la televisión y que siempre gana las licencias, manifiesta allí que los jugadores son un mal necesario. No puedo permitir que ellos hablen así de nosotros y vivan a costillas de los jugadores de manera fastuosa. (...) Desde que se fue Leoz ya puso a trabajar a dos de sus hijos en la Conmebol, donde se cobran viáticos muy importantes, entonces hay que parar la mano", declaró el paraguayo.

En 2014 suplantó a Leoz como presidente de la Conmebol donde fue nombrado como presidente del Comité Organizador del Mundial de Brasil de 2014.

Figueredo tiene ciudadanía estadounidense. El encargado de aquella automotora, tiene una propiedad en Los Ángeles.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios