FIFA y UEFA en clima de tensión

Algunas voces dentro de la UEFA piden abandonar la FIFA por la gestión controvertida de Joseph Blatter, pero Michel Platini no desea que el divorcio sea total

Algunas voces dentro de la UEFA piden abandonar la FIFA por la gestión controvertida de Joseph Blatter, reelegido el viernes presidente, pero el fútbol europeo no llegará en principio a tal extremo: su presidente, Michel Platini, no desea el divorcio total.

El 6 de junio en Berlín, donde Juventus y Barcelona disputan la final de la Liga de Campeones, los miembros dirigentes de la UEFA, enfrentados a Blatter, se reunirán para decidir cuáles deben ser las relaciones futuras con la FIFA.

El danés Allan Hansen, miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA, defiende que se dé un golpe sobre la mesa.

"En Berlín pediré una vez más que la UEFA se retire de la FIFA", explicó Hansen, que no es presidente de su Federación nacional, en declaraciones al periódico danés Ekstra Bladet.

Pero irse de la FIFA significaría no jugar el Mundial, algo a lo que muchos no están dispuestos.

"La UEFA debería organizar una Eurocopa cada dos años como compensación", propone Hansen, que es además miembro de una Comisión de Auditoría y Conformidad en la FIFA.

Wolfgang Niersbach, presidente de la Federación Alemana y uno de los europeos con asiento en el Comité Ejecutivo de la FIFA, no comparte la opinión de su colega danés: "Está claro que la UEFA quería un cambio en la FIFA, pero no hay fractura entre FIFA y UEFA. El papel de la UEFA no cambia, debemos trabajar con la FIFA".

Platini, presidente de la UEFA, se opone a una salida de la FIFA y lo dejó claro el jueves en una intervención ante los periodistas en Zúrich.

"Yo no lo deseo, pero quedo a la escucha", dijo Platini sobre su opinión ante una eventual salida y divorcio total con la FIFA.

El inglés David Gill había sido elegido el 24 de marzo por la UEFA para ocupar la vicepresidencia que le corresponde a las cuatro federaciones nacionales británicas (Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte) para el período 2015-2019.

Debería haberse sentado por primera vez en el Comité Ejecutivo de la FIFA este sábado, un día después de la reelección de Blatter, en la reunión que decidió que no haya modificaciones en las plazas que tiene cada continente para los próximos Mundiales.

Gill, que rechazó su puesto de vicepresidente, había prometido que si Blatter era reelegido no iría a la reunión y mantuvo su palabra.

Blatter fue preguntado por esa ausencia en una conferencia de prensa que tuvo lugar en la sede de la FIFA.

"¿David Gill? No estaba presente y no ha explicado los motivos", dijo el suizo, antes de dejar claro que sabía perfectamente por qué el inglés no estaba presente: "En la UEFA deberían ayudar a la FIFA y asumir sus responsabilidades, en lugar de no venir a nuestra primera reunión".

Platini, otro de los vicepresidentes europeos de la FIFA, había pedido directamente a Blatter el jueves que presentara su dimisión por el escándalo que sacudió esta semana a la organización, después de la detención de siete directivos del fútbol en Zúrich.

Blatter le respondió este sábado, horas después de su victoria electoral, acusando a la UEFA de "odio" hacia él.

"Tenemos que proteger el Mundial, debemos avanzar juntos. La UEFA debe estar en la FIFA, la FIFA necesita a la UEFA y la UEFA necesita a la FIFA", subrayó 'Sepp', aunque no pudo evitar enviar un dardo a la confederación europea.

"La gran UEFA no tiene un Comité de Ética (como el que tiene la FIFA). La UEFA es la mayor confederación, la más rica, pero los jugadores de fuera de Europa que están en sus clubes y sus competiciones la ayudan a ser más rica", estimó.

Un pequeño gesto para suavizar la tensión: la UEFA conservará 13 plazas en los Mundiales de 2018 y 2022, cuando temía que la FIFA le quitara una. En Rusia-2018 tendrá por lo tanto 14 equipos, ya que además los 13 billetes a repartir en las eliminatorias estará el de Rusia, clasificado de oficio como país organizador.


Fuente: AFP

Populares de la sección

Comentarios