FIFA juega su carta: apoya a Conmebol contra la AUF por injerencia de Casal

El secretario del organismo expresó que Uruguay “violó los estatutos” y se alinea con acusación de injerencia política de Casal

La FIFA jugó su carta este jueves en el medio de la crisis política entre la AUF y la Confederación Sudamericana de Fútbol, que tiene como trasfondo la incidencia del empresario Francisco Casal en el fútbol uruguayo y que llevó a la suspensión parcial de los derechos políticos de Uruguay en el ámbito sudamericano.

A través de un comunicado firmado por el secretario general Jerome Valcke, publicado en Twitter por el periodista Rodolfo Larrea, FIFA “respalda plenamente las actuaciones de la Conmebol para lograr que se respeten sus estatutos”.  También expresa que el órgano rector del fútbol mundial tomó nota “de los diferentes motivos y fundamentos que han llevado a las Conmebol a constatar una violación de sus estatutos”, lo que llevó a la sanción a la AUF.

La Conmebol decidió la suspensión a la AUF por entender que existe una injerencia política de Casal en el gobierno del fútbol, según informó a El Observador Hernán Navascués, miembro de la comisión encargada de realizar la defensa de la AUF.

“Este desafortunado incidente reafirma la importancia de que las asociaciones miembro de la FIFA dispongan de unos estatutos conformes con los estatutos de modelo FIFA. En marzo de 2013, iniciamos junto con la AUF la revisión de sus estatutos, que sentó unas bases interesantes para la necesaria reestructuración del fútbol uruguayo. Sin embargo, los problemas que han afectado a la AUF durante los últimos meses han interrumpido el proceso”, agrega la misiva.

En ese punto, la FIFA se refiere a dos puntos estratégicos acordados con el exEjecutivo de Sebastián Bauzá: uno fue la aprobación del Código de Disciplina, que Bauzá promovió y no tuvo apoyo de los clubes, pero que finalmente fue aprobado tras la presión del gobierno de Mujica luego de los incidentes del partido Nacional-Newell’s.

El otro punto estratégico es uno que puede generar otra crisis política en la AUF, pero que aún casi no se ha manejado: la exigencia de que todas las instituciones cuenten con una “licencia FIFA” para poder jugar al fútbol profesional. Esa licencia exige condiciones muy duras de profesionalismo y orden económico, que en la práctica haría inviable la existencia de muchas instituciones menores.

El otro punto polémico de la carta es que FIFA expresa su deseo que “la nueva directiva de la AUF, que se elegirá en julio de 2014, reanude de inmediato la revisión de los estatutos en estrecha colaboración con la FIFA y Conmebol”. En ese sentido ignora al actual Ejecutivo, y se diferencia del presidente de Conmebol, Eugenio Figueredo, quien dijo que, para Conmebol, los actuales dirigentes del fútbol uruguayo son un Ejecutivo en todas sus letras, y que tienen que actuar en consecuencia, según reveló a El Observador el neutral Alejandro Balbi.


Populares de la sección

Comentarios