FIFA espera se le exima de cargos

El ente rector del fútbol defiende a Match Services

La FIFA declaró estar confiada en que tras la investigación judicial que está en curso, se le exonerará de responsabilidad a la empresa a cargo de la venta de entradas del Mundial y que, dicha investigación, probará que es inocente de revender ilegalmente miles de entradas.

El director de la empresa asociada de la FIFA, Match Services, el inglés Raymond Whelan, está prófugo de la justicia brasileña desde el jueves, cuando la fiscalía de Río de Janeiro emitió una orden de prisión preventiva en su contra por reventa ilegal de entradas. El pasado día jueves 10, la policía se hizo presente en el hotel Copacabana de la ciudad carioca pero no logró encontrar a Raymond Whelan quien, se habría fugado por una puerta secundaria, del lujoso hotel donde se hospedaba. Diez de los acusados están detenidos en una cárcel de Río de Janeiro.

Raymond Whelan ya había sido detenido por la policía el pasado lunes y liberado en la madrugada del martes, pero aún enfrenta cargos por facilitar la distribución de entradas para la reventa ilegal.

En una nota, la FIFA explicó que la empresa Match Services es total propiedad de Byrom plc, una firma con la que trabaja desde  1994 en Estados Unidos y, específicamente en el área de venta de entradas para la Copa del Mundo, desde la edición de Francia en 1998. "Basado en la experiencia ganada en casi 30 años de colaboración con Byrom plc, la FIFA confía en el comportamiento comercial leal y respetable de Byrom plc, su personal y directivos y confía en que una investigación de todos los hechos y negocios subyacentes exonerarán al personal y a los directivos de Byrom plc", indicó la FIFA.

Desde el ente rector del fútbol mundial se insistió en que: “La FIFA está totalmente comprometida a luchar contra cualquier forma de reventa de entradas relacionada a la Copa del Mundo, para asegurar asignaciones y precios justos para el beneficio de los hinchas del fútbol en el mundo entero”.

Según la investigación, la red de reventa facturaba millones de dólares y estaría en operaciones desde la Copa del Mundo de 2002.

En declaraciones a la televisora Globo, el fiscal del caso, Marcos Kac, dijo que los nuevos abogados de Match tomaron contacto con él para manifestar que Whelan deseaba entregarse, aunque el paradero del ejecutivo, es desconocido hasta el momento.


Populares de la sección

Comentarios