Fiel a la historia

En un partidazo, Nueva zelanda impuso su estilo ofensivo para ganarle 20-18 a Sudáfrica y lograr su lugar en la final del mundial de rugby
Eun un partido contra ellos no quieres mostrar la más mínima debilidad. Si te golpean, disimúlalo, porque si se dan cuenta, lo van a aprovechar para hacerte daño".

Las palabras las dijo ayer Zinzan Brook, histórico All Black. Y reflejaban fielmente lo que significa un Nueva Zelanda-Sudáfrica, mucho más si en juego está el pasaje a una final del Mundo. El duelo de ayer estuvo a la altura: una batalla rugbística de 80 minutos, sin cuartel, que terminó siendo de los All Blacks, sencillamente porque hizo más por el triunfo.

La batalla de estilos, hermosa de ver, fue fiel a la historia: Nueva Zelanda desde el inicio dispuesto a arriesgar más, a mover la pelota, a liberar rápido e ir hacia adelante. Y tuvo resultado rápido, con un try de Kaino tras acumular marcas cerca del ruck y que McCaw hiciera la diferencia acumulando dos marcas para tirar un salteo.

Pero luego Sudáfrica pudo mostrar lo suyo: defensa y más defensa. Tackle y espera en línea a Nueva Zelanda, flotando para no dejar espacios. Defensa al límite porque no le quedaba una segunda línea defensiva, pero que le salió y empezó a enloquecer al rival.

La lucha en el breakdown, esa instancia del tackle y post tackle donde se sabía que iba a estar gran parte del partido, fue de los Springboks en esa primera parte. En defensa, salvo ese try de Kaino, lograron enlentecer cada pelota rival, y apagar la magia All Blacks. Y en ataque, sin lujos, lograron jugar y sacar ventajas.

Entonces, Sudáfrica empezó a sumar penales. Consiguió nueve de los All Blacks en la primera etapa -una barbaridad, más en una instancia como esta- y se fue al descanso arriba 12-7.

El click All Black
Sudáfrica exigió a Nueva Zelanda al límite. Entonces, los All Blkacks se dieron cuenta que el partido no se ganaría en el estilo de siempre, en la velocidad y el riesgo. Y se adaptaron. Carter sumó un drop en el arranque del complemento, como para marcar las intenciones.

Y allí estuvo la diferencia. La intención de siempre, pero menos riesgo. Los All Blacks lograron emparejar y luego ganar la lucha en el ruck y allí empezaron a dar vuelta la historia. Le tiraron la cancha y el juego encima al rival, y dejaron la sensación que el try estaba merodeando, porque aún siendo Sudáfrica y la mejor defensa del mundo, nadie puede aguantar a los All Blacks defendiendo los 80 minutos.

Y así llegó el premio: a los 52' pelota recuperada en el ruck, juego de fases con paciencia y espacio por la banda, para llegar al try de Barrett, que acababa de entrar, para poner el 17-12.

Sudáfrica tuvo la virtud de reaccionar. Lo fue a buscarlo con sus armas: el scrum, el maul, el juego agrupado. Menos espectacular, pero que le permitía seguir a tiro con otro par de penales, aunque otro penal de Nueva Zelanda hacía que el partido entrara en los últimos 10 con una escueta ventaja de 20-18 para los All Blaccks.

Allí empezó a arreciar la lluvia en Twickenham, y pareció que los fantasmas de los mundiales perdidos de visitante le caían a Nueva Zelanda, Sudáfrica tuvo un par de opciones desde el line para armar un maul, la formación con la que lastimó toda la tarde a los All Bklacks. Pero esta vez, fue la defensa negra la que apareció a la altura del compromiso, para salir del ahogo y terminar el partido en campo rival, lejos de sorpresas.

La batalla estuvo a la altura de la historia. Fieles a sus principios, los dos regalaron un partidazo. Pero al final, el más completo Nueva Zelanda quebró a un Sudáfrica que puso su historia, su sacrificio, su defensa, pero que no pudo maquillar un Mundial que será un amargo fracaso. Para todos los que lo vimos desde afuera, fue un lujo de partido.

Nueva Zelanda 20-18 Sudáfrica

Nueva Zelanda.1) Moody, 2) Coles, 3) Franks; 4) Retallick, 5) Whitelock; 6) Kaino, 7) McCaw (capt), 8) Read; 9) A.Smith, 10) Carter; 11) Savea, 12) Nonu, 13) C. Smith, 14) Milner-Skudder; 15) B. Smith. DT Steve Hansen

Sudáfrica. 1) Mtawarira,2) B. du Plessis, 3) Malherbe; 4) Etzebeth, 5) de Jager; 6) Louw, 7) Burger, 8) Vermeulen; 9) du Preez (capt), 10) Pollard; 11) Habana, 12) de Allende, 13) Kriel, 14) Pietersen; 15) le Roux. DT Heyneke Meyer

Suplentes NZ. Mealamu, Franks, Faumuina, Vito, Cane, Kerr-Barlow, Barrett, Bill Williams
Suplentes SUD. Strauss, Nyakane, du Plessis, Matfield, Alberts, Pienaar, Lambie, Serfontein
PUNTOS: PUNTOS: 2', penal Pollard (SUD) 0-3, 5' try Kaino, convertido por Dan Carter (NZ) 7-3, 10' penal Pollard (SUD) 7-6, 20' penal Pollard (SUD) 7-9, 38' penal Pollard (SUD) 7-12, 45´drop Carter (NZ) 10-12, 51' try Barrett convertido por Carter (NZ) 17-12, 17' penal Pollard (SUD) 17-15, 18' penal Carter (NZ) 20-15, 68'penal Lambie (SUD) 20-18

Fuente: EFE