Festival de Cuevas en Hamburgo

El uruguayo se impuso con claridad a Monteiro y se metió en cuartos de final

Pablo Cuevas obtuvo una sólida victoria 6-2, 6-3 ante el brasileño Thiago Monteiro, 123 del ranking, por los octavos de final del ATP 500 de Hamburgo. De esa manera jugará en cuartos de final el próximo viernes ante el ganador del duelo entre Nicolás Almagro (44) y Paul Henri Mathieu (66).

El uruguayo, 24º del mundo y tercer cabeza de serie del torneo, dominó todos los aspectos del juego ante un brasileño con mucho futuro (22 años), que en esta temporada ya ha ascendido 300 puestos y que en poco tiempo estará en el top 100 como mínimo.

Cuevas no acumuló muchos aces (2) y sí algunos winners (16), pero si fue sólido en el juego, tanto de saque como de devolución. Se sintió cómodo en su mejor superficie, e hizo el juego ideal: dominante con el saque (solo un break point en contra, que salvó), movió al brasileño por toda la cancha, apostando a sacar ventajas cuando jugaba cruzado, tanto de derecha como de revés, o sacando angulado para forzar al rival a irse fuera de la cancha.

Quizás ese fue uno de los mayores hallazgos del torneo: luego de que el revés a una mano no apareciera como decisivo en varios de los torneos anteriores sobre polvo de ladrillo, esta vez se complementó de gran manera con el drive para no dar opciones al brasileño.

Con el saque, el único debe fue el porcentaje de primeros saques acertados (51%), aunque lo complemento con una gran efectividad de puntos tanto con el primero (95%, uno solo perdido con 19/20) como con el segundo (72%). Ahí está algo que siempre menciona el salteño: el margen para mejorar a partir de una victoria, algo siempre importante para un tenista.

Con la devolución Cuevas tuvo otro punto alto en el juego, leyendo bien los servicios del brasileño y atacándolo permanentemente. Allí hay otro punto a mejorar: Como en primera ronda ante Mayer, Cuevas generó muchos break points (13), pero solo pudo aprovechar 4.

Con todo ese combo, Monteiro se vio obligado a arriesgar cada vez más, y a subir su cantidad de errores no forzados (29), forzado por la solidez de Cuevas, que quebró promediando ambos sets y luego no soltó más la ventaja hasta completar la victoria 6-2, 6-3.

Con la victoria, Cuevas ya sumó 90 puntos e igualó la actuación de 2015, cuando llegó a cuartos de final y cayó con Rafa Nadal.

Cayó en dobles

Por el torneo de dobles, donde hace dupla con el argentino Carlos Berlocq, Cuevas cayó ante el finlandés Henri Kontinen y el australiano John Peers por 7-6 (2) 6-4.

Embed



Acerca del autor