Fernández: "Peñarol quiere tirar este Ejecutivo"

Juan Pedro Damiani le pidió el cargo a Rafael Fernández y la tirantez con la AUF es total
Con el clásico perdido en los escritorios, a 13 puntos del líder del campeonato, sin un entrenador definido y un problema endémico de violencia que llevó a varios de sus actores a declarar ayer ante la Justicia (ver páginas 2 y 3 de El Observador), Peñarol sumó un nuevo frente de batalla al pedirle el cargo a Rafael Fernández, vicepresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y hombre, hasta hace poco, de confianza de Juan Pedro Damiani.

La relación se quebró hace tiempo y Peñarol le quitó la confianza al Consejo Ejecutivo de Valdez, decisión que volvió a agudizarse luego de que la Comisión Disciplinaria de la AUF le diera por ganado el clásico a Nacional en un fallo unánime (6 a 0) y con el voto del representante aurinegro. Eduardo De Freitas.

"Damiani me llamó por teléfono para pedirme el cargo y me dijo que no era personal, que había salido por unanimidad. Lo cierto es que Peñarol está contra Wilmar Valdez, quieren tirar a este Ejecutivo y después me enteré que ni votaron mi salida en el consejo directivo", dijo Fernández consultado por Referí.

"Damiani me dijo que no era personal y que salió por unanimidad. Peñarol está contra Valdez, quieren tirar a este Ejecutivo. Después me enteré que ni siquiera lo votaron mi salida"
Varios dirigentes consultados le dieron la derecha a Fernández. Apenas se mencionó en directiva su situación y nunca se sometió a votación si sacarlo o mantenerlo en la AUF.

Incluso algunos dirigentes dijeron que, a falta de dos fechas para el final del torneo, pedirle el cargo a Fernández es abrir otro frente a resolver y que nada colabora con el clima de serenidad que debe tener Peñarol para resolver otras cuestiones.

En el seno de la directiva hay división y más de un dirigente consultado dijo que pedir la renuncia a Rafael Fernández es inoportuno, si se tiene en cuenta la coyuntura del fútbol doméstico y el año agitado que tuvo Peñarol en todos sus estamentos.

De hecho, desde la oposición se consultó si existía un candidato alternativo y no se manejaron opciones, agregó uno de los presentes.

"Cuando me llamó Damiani le dije que la semana que viene nos juntamos a charlar. Hace muchos años que lo conozco. Sé que en Peñarol están enojados por el fallo de la Comisión Disciplinaria, pero salió 6-0 y hasta el integrante de Peñarol votó porque no podía ser de otra manera. El reglamento es claro y no lo puede torcer nadie", dijo Fernández.

"Este Ejecutivo se tuvo que enfrentar a problemas de todo tipo. La violencia, las cámaras, los derechos y siempre salimos adelante. Peñarol se enoja por un fallo que salió 6-0 en su contra"

El presidente de la AUF, Wilmar Valdez, está al tanto del pedido de renuncia y apoyó a su compañero de Ejecutivo según Fernández: "Valdez es un gran presidente, actuó con mesura en todos los problemas que tuvimos en este último tiempo. Siempre se manejó bien conmigo y con el resto de mis compañeros. Este grupo de trabajo enfrentó situaciones delicadas como la seguridad, el tema de las cámaras que ya se aprobaron y el incremento de dinero por los derechos. Los jugadores de la selección hicieron un aporte fundamental y nosotros salimos con todo".

Los problemas de Peñarol con este Ejecutivo de la AUF no son nuevos. "Peñarol en abril le quitó la confianza al Ejecutivo. Yo fui al Palacio Peñarol y Juan Pedro me dijo que hiciera lo que quisiera. Yo seguí trabajando en la AUF como siempre, no me fui a ningún lado. Tiempo después Peñarol nombró para la Mesa Ejecutiva a Jorge Campomar y al nombrar una persona del club en un órgano ejecutivo uno supone que está con la conducción", agregó Fernández.

El dirigente, que se encontraba en la AUF al momento de ser consultado por Referí, dijo que su relación con el club y sus delegados es excelente: "Tengo muy buena relación con Gastón Tealdi, que es un valor joven y con Fernando Goldie que es un caballero. Con Jorge Barrera no tengo mucho trato porque él trabaja mucho en el exterior y está poco en Uruguay. De todas formas quiero aclarar que yo no estoy dolido con el club porque es el amor de mi vida. Yo me hice socio por convicción a los 12 años. Igual tengo cierta molestia porque se meten en la cuestión de temas que no tienen que ver conmigo, pero así son las cosas, soy un hombre político y los sillones en la AUF tienen alas".

Damiani se encontraba ayer en Buenos Aires por motivos personales y se espera su retorno para saber los pasos que seguirá Peñarol que está abierto a varios frentes de discusión.

Populares de la sección

Acerca del autor