Fénix sonríe y disfruta la punta

El equipo de Rosario Martínez le ganó a Racing 3-1 y los mira a todos desde arriba con un juego compacto en todas sus líneas

El pequeño Felipe apura a su padre Martín en el vestuario mientras este brinda notas y lo sostiene en sus brazos. "Dale, papá, vamos".

Martín es Ligüera y todavía no pudo llegar siquiera a cambiarse al camarín.

Acababan de ganarle un duelo aparte a Racing, ese partido que algunos tildan de clásico y los más veteranos reniegan y muestran sus diferencias al respecto.

Más allá de eso, Ligüera mostró en la cancha chispazos de su clase que por momentos hicieron la diferencia. Aunque él no lo sintió tan así (ver recuadro).

Y Fénix es un equipo todoterreno. Va, viene, marca, sube, baja, esconde, pica, gana por arriba en las dos áreas y es puntero.

Rosario Martínez los hace jugar así. Igual que en el primer partido ante River Plate cuando dejaron boquiabiertos a los muchachos de JR ganándoles en su cancha y muy bien.

¿Qué quiere decir "así"? Que Fénix es un equipo que juega como tal, no depende exclusivamente de individualidades y puede tener bajones –como el pasado fin de semana ante Sud América al que le empataron in extremis–, pero siempre intenta. Esta vez, aprovechó un gran orden táctico y fue contundente. Muy contundente.

Porque Racing llegó con mayor peligro pese a que perdió con claridad. Sin embargo, no supo cómo entrarle a ese equipo bien parado en el fondo que mostró la cara opuesta a los de Santiago Ostolaza que cometieron tres yerros graves en todos los goles.

Fénix es impredecible porque no tiene una sola clave. No cuenta con ese futbolista distinto que desnivele y nada más. Rosario Martínez podría ampararse en el fútbol de Ligüera y quedarse de brazos cruzados, mandando pelotas al vacío para ese buen delantero –y goleador– que es Lucas Cavallini.

Pero no. No se conforma con eso y entonces parte de una defensa sólida –con los experientes Pallas y Perg como abanderados– con dos laterales rápidos como Juan Álvez y Leandro Zazpe –otra vez de muy buen partido y con gol– y con un mediocampo compacto con Schetino-Pappa-Ferro.

Esa es una gran virtud de los equipos: llevar la firma del técnico en el orillo.

Muchos lo podrán tildar de "defensivo", pero Rosario calladito hace jugar a su oncena y delirar a la hinchada.

Racing pecó de ingenuo con la pelota y casi ninguno de sus buenos jugadores como Juan Pablo Rodríguez, Jean Pierre Barrientos o Leandro Ezquerra, aparecieron en su esplendor. Entonces la pelota o le llegó a Líber Quiñones.

Ni siquiera con un gol dudoso de Barrientos para el 1-1 transitorio (en la cancha, no dio sensación de que la pelota hubiera entrado toda), pudo comenzar a cambiar la pisada.

Fénix tuvo menos la pelota, pero mucho más solvencia y se llevó la victoria y la punta.

FÉNIX 3

Darío Denis 6

Juan Álvez 5

Maximiliano Perg 5

Ignacio Pallas 6

Leandro Zazpe 6

Andrés Schetino 5

Gonzalo Papa 5

Raúl Ferro 6

Martín Ligüera 6

Lucas Cavallini 6

Maximiliano Pérez 5

DT: Rosario Martínez

RACING 1

Jorge Contreras 5

Gonzalo Aguilar 4

Sebastián Cardozo 5

Darwin Torres 4

Pablo Lacoste 4

Ignacio Nicolini 6

Leandro Ezquerra 5

Diego Zabala 5

Juan P. Rodríguez 5

Jean P. Barrientos 5

Líber Quiñones 4

DT: Santiago Ostolaza

CAMBIOS EN FÉNIX: 63' Mateo Carro (5) x Ferro, 85' Facundo Boné x Ligüera y 89' Rodrigo Abascal x Zaspe

CAMBIOS EN RACING: 57' Jhonathan Ramis (5) x Zabala y 71' Carlos Acosta (4) x Lacoste

CANCHA: Parque Capurro

JUEZ: Ch. Ferreyra (5)

GOLES: 2' Zaspe (F), 15' Barrientos (R), 38' Cavallini (F) y 83' Torres (R) en contra

TARJETAS AMARILLAS: Schetino y Carro (F) y Nicolini y Barrientos (R)



"NO ME SENTÍ CÓMODO", DIJO LIGÜERA

Martín Ligüera jugó un buen partido. Sin descollar, fue importante en el andamiaje del equipo de Rosario Martínez –quien el sábado prefirió retirarse del Capurro sin brindar declaraciones tras la victoria ante Racing debido a que fue a un sanatorio a visitar a Aníbal Arbelo, gerente deportivo del club–.

El hábil volante albivioleta fue el primer autocrítico. Por más que casi toda la prensa estuvo de acuerdo en que fue una de las figuras del equipo, Ligüera prefirió el perfil bajo y sin falsa modestia.

"No fue uno de mis mejores partidos. No estuve fino. El rival me cortó el juego", explicó.

Además, sostuvo que "Racing tiene buenos jugadores, un buen equipo y me anticiparon bien. No me sentí cómodo".

También explicó que "tuvimos cero errores en defensa y arriba fuimos contundentes. Racing intentó con sus armas, pero nos cerramos bien atrás".

Por su parte, uno de los goleadores del campeonato, Lucas Cavallini, afirmó que "siempre es bueno ganar. Llevo tres partidos en tres goles y me amparo mucho en mi familia que siempre me apoya. Vamos invictos y eso está bueno".

El capitán albivioleta, Ignacio Pallas, expresó que a su vez que "vamos ganando confianza partido a partido y estamos consolidando nuestra forma de jugar".

FERRO ESTÁ EN DUDA ANTE PEÑAROL

Raúl Ferro fue una de las principales figuras de Fénix ante Racing. Ya lo había sido en la mitad de la cancha contra River Plate en el inicio del Apertura. No obstante, cuando iban 18 minutos del segundo tiempo ante los albiverdes, debió dejar el campo de juego debido a un choque de rodillas con un compañero. Evalúan si es un esguince de rodilla que lo podría dejar fuera del encuentro ante Peñarol.


Populares de la sección

Acerca del autor