Federer volvió a ser el mejor en Cincinnati

El suizo superó en la final al serbio Novak Djokovic, que sigue sin poder ganar en ese Masters 1000

El suizo Roger Federer amplió su dominio en el Masters 1000 de Cincinnati y acentuó el maleficio que persigue al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, en el torneo de Ohio, que se le resistió una vez más en una final que se llevó el helvético por 7-6 (1) y 6-3.

Federer, que recuperó el número dos del mundo con su vigésima primera victoria ante el balcánico, tardó noventa minutos en revalidar la corona de Cincinnati, que hizo suya por séptima vez.

No ha perdido final alguna en Cincy, y sumó en esta ocasión su título 24 en torneos Masters 1.000. Se queda a uno de Djokovic y a tres de Rafael Nadal.

En la cancha, el helvético encontró menos contratiempos de los esperados ante un rival que acusó la fatiga.

Djokovic llegó con la reserva a la final de Cincinnati. Y cayó igual que hace una semana, cuando fue superado por Andy Murray en el Masters 1000 de Canadá, en Montreal.

El serbio, que ansiaba el triunfo en Cincinnati para convertirse en el primer jugador en conquistar alguna vez los nueve Masters 1000, acusó la derrota del primer parcial. Mantuvo el ritmo hasta el desempate, que Federer consiguió con claridad (7-1).

Le afectó el mazazo al número uno del mundo, que perdió su saque y se encontró con un 3-0 al inicio del segundo parcial que le resultó insalvable.

No pudo evitar perder su quinta final en Cincinnati. La tercera ante Federer, que nunca vio en peligro su saque. Djokovic cerró el duelo sin tener opciones de break ante su adversario y con la sensación frustrante de caer en un nuevo intento.

El amo de Cincinnati

Federer, quien logró siete aces con su servicio, logró así el título número 87 de su carrera y el 24 en torneos Masters 1000.

Además, se aseguró de llegar al US Open el 31 de agosto como segundo sembrado, detrás de Djokovic.

El suizo, ganador de 17 torneos Grand Slam y quien apenas logró este año su segunda victoria sobre Djokovic, puso su récord en esta temporada ahora 45-7 y el balance histórico en Cincinnati en 42-8.

"Roger jugó increíblemente bien y merece este título. Esta es la quinta vez que estoy en la final aquí, pero realmente no era mi día. Voy a volver el próximo año para ganar el título", señaló después del partido Djokovic, manteniendo la compostura.

"Realmente espero que Novak pueda ganar aquí algún día", dijo Federer a la multitud en la cancha central. "Vamos, que ha estado cerca por tantos años, se lo merece".

Serena en damas

En la rama femenina, Serena Williams venció a la rumana Simona Halep con parciales de 6-3, 7-6 (7/5) para revalidar el título en Cincinnati.

La menor de las Williams, que tiene 69 títulos en su haber, está invicta este año en las cinco finales que ha jugado, incluyendo los primeros tres torneos de Gran Slam (Abierto de Australia, Roland Garros y Wimbledon).

Si gana el Abierto estadounidense de 2015, será la primera mujer que se impone en los cuatro torneos Majors de una misma temporada, desde que la alemana Steffi Graf lo hizo en 1988.