Federer sigue rompiendo récords

Federer le ganó a dimitrov, alcanzó las 300 victorias por Grand slam y es el más veterano desde agassi en llegar a octavos
Por si le hacía falta algún récord más, el suizo Roger Federer situó ayer en 300 su número de triunfos en torneos de categoría Grand Slam al batir al búlgaro Grigor Dimitrov, apodado 'Baby Fed' por quienes lo consideran el heredero del helvético, en la tercera ronda del Abierto de Australia.

Con la misma naturalidad con la que ejecuta el revés a una mano, acumula récords Roger Federer, el tenista con más títulos –17– de Grand Slam, más apariciones –67– en los cuatro 'major' y más semanas al frente de la clasificación de la ATP.

Uno más agregó el viernes a su historial, con la consecución de su victoria número 300 en los cuatro escenarios más relevantes del circuito masculino: 78 suma en el Abierto de Australia, 65 en Roland Garros, 79 en Wimbledon y 78 en el Abierto de los Estados Unidos.

"Es algo emocionante. Como cuando el año pasado alcancé los mil triunfos de mi carrera, es otra gran cifra para mí", subrayó tras el encuentro Federer, verdugo de Dimitrov por quinta vez.

Al igual que en Brisbane, en la primera cita de su gira australiana, el suizo cedió un set aunque la reacción posterior (6-4, 3-6, 6-1 y 6-4) le permitió rubricar una nueva conquista ante 'Baby Fed'.

"No es algo que busque pero, cuando llega, es especial", confesó el suizo, a quien lo separan seis victorias del récord histórico de la estadounidense de origen checo Martina Navratilova, que se retiró con 306 partidos ganados en Grand Slam.

Navratilova es, por el momento, la única que resiste la voracidad de Federer. El siguiente jugador con más triunfos en los 'major' durante la Era Open es Jimmy Connors, con 233.

Con su pase a los octavos de final, Roger Federer es, además, el primer jugador mayor de 34 años que alcanza esa fase en Melbourne Park desde que el estadounidense Andre Agassi lo hizo en 2005.

Alcanzando la segunda semana en Melbourne, Federer borra el negativo recuerdo de la tercera ronda del año pasado, cuando cayó ante el italiano Andrea Seppi. Fue la primera vez desde 2003 que no alcanzó las semifinales del Abierto de Australia, un torneo que ha ganado cuatro veces.

Vencedor por quinta vez en cinco partidos ante Dimitrov, el suizo cometió más errores no forzados (55) que su rival (44).

"Estaba en una posición difícil tras haber perdido el segundo set. Grigor jugó bien y yo me sentía mal", reconoció el antiguo número 1 mundial, que jugará en octavos con el belga David Goffin.

"Afortunadamente hice el break temprano en el tercer set y comencé a recuperar mi servicio, mi juego de piernas. Fue complicado, pero estos partidos son todavía más agradables de ganar", añadió. l