Federer: Historia viva

Con su presencia en el US Open, donde el martes se estrenó con triunfo, el suizo alcanzó el récord de participaciones consecutivas en Grand Slams

Hay muchas razones para que los flashes del US Open no le apunten a Roger Federer. La caída en el ranking, su magra temporada, el hiriente antecedente de Wimbledon... Sin embargo, la sola presencia del suizo en un torneo de magnitud genera algo que solo los grandes pueden generar: historia.

Sí. El suizo debutó ayer en el último Grand Slam del año (el lunes el partido fue suspendido por lluvia) y alcanzó otro récord: el de mayor cantidad de presencia consecutiva en torneos Grandes.

Parece mentira, pero quien tiene los galardones como para ser considerado el mejor tenista de todos los tiempos (máximo ganador de Grand Slams y mayor cantidad de semanas como número uno del ranking ATP), todavía sigue batiendo marcas.

Claro, para alcanzar la presencia en 56 torneos grandes consecutivos solo le basta con hacer acto de presencia. Pero eso implica tener las básicas: ranking y condición física.

El poseedor, ahora en conjunto, de este récord es el sudafricano Wayne Ferreira, quien jugó sus 56 Grand Slams entre el Abierto de Australia 1991 y el US Open 2004.

Dos carreras absolutamente diferentes. Mientras Roger ganó 17 de los Grand Slams que disputó el sudafricano fue solamente semifinalista en Australia en dos ocasiones: 1992 y 2003.

El mejor ranking de Ferreira fue el sexto puesto (mayo de 1995). Federer fue 302 semanas número uno, récord histórico alcanzado el año pasado.

El suizo tiene 77 títulos individuales al tiempo que el sudafricano levantó 15 copas. Sus títulos más resonantes fueron los Masters de Toronto 1996 y el de Stuttgart 2000.

En resumidas cuentas no hay punto de comparación entre ambos tenistas. Por lo que el 56 parece un número caprichoso que los equiparó mágicamente en el rubro de presencias en Grand Slams.

Detrás de Federer y Ferreira completa este podio el sueco Stefan Edberg quien jugó 54 Grand Slmas seguidos entre Wimbledon 1983 y el US Open 1996.

Son los únicos tres jugadores que superan las 50 presencias consecutivas a este nivel.

¿Y ahora?
Según ESPN, detrás de Federer los jugadores activos que le siguen son dos españoles: Feliciano López y David Ferrer.

López no falta desde el Roland Garros 2002: suma 47 presencias.

Ferrer tiene 44. Arrancó esta serie en el Abierto de Australia 2003.

Ninguno de ellos ganó un Grand Slam y solo Ferrer, este año en Roland Garros, alcanzó una final.

Federer, que debutó en un Grand Slam en Roland Garros 1999 solo quedó afuera del US Open de ese año. Volvió en Australia, en el años 2000. Y desde ahí tiene cero falta.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios