Federer empezó bien en Roland Garros y con bronca

El suizo se enojó con la seguridad porque cuando terminó su partido ante el colombiano Alejandro Falla, ingresó un intruso a tomarse una selfie con él

Acabado su partido contra el colombiano Alejandro Falla, el suizo Roger Federer abandonaba la pista central de París cuando un aficionado, provisto de una cámara de fotos burló la seguridad del estadio y se acercó al tenista, una situación que provocó la cólera del helvético.

"No estoy nada contento, pero nada", remarcó el número dos del mundo ante los periodistas, con el rostro serio, firme, para mostrar que su enfado era real.

El jugador, idolatrado en Francia, ya había sufrido un incidente similar con varios niños la víspera durante el entrenamiento.

"De repente se encontró a mi lado. No sabía de quien se trataba y nadie reaccionaba. Es verdad que no ha pasado nada, pero es una situación que uno no quiere vivir", aseguró Federer, que vivió el incidente cuando abandonaba la pista tras ganar su duelo inicial en Roland Garros por 6-3, 6-3, 6-4.

Considerado uno de los tenistas más escuchados del circuito, Federer pidió que se tomen medidas para evitar este tipo de situaciones.

"Este tipo de situaciones no deberían suceder en una pista. La cancha es nuestro lugar de trabajo, deberíamos estar seguros en ella", señaló.

El suizo recibió las disculpas del director del torneo, Gilbert Ysern, quien expresó su deseo de que no se repitan este tipo de incidentes.

No es la primera vez que Federer sufre un incidente de este tipo en Roland Garros. En 2009, tras ganar su única Copa de los Mosqueteros, un aficionado invadió la pista para intentar envolverle en una bandera, y colocarle una birretina hasta que unos segundos después intervino la seguridad y redujo al individuo.


Comentarios