Federer, cada vez es más leyenda

El tenista suizo aplastó al serbio Novak Djokovic por 6-0, 7-6 (7) en la final de Cincinnati e igualó la línea de Rafael Nadal como máximo ganador de torneos Masters 1000, aumentando su diferencia como número 1 de ATP

Un match point desperdiciado, un punto de set salvado y luego sí, el último tiro ganador del encuentro. Así se cerró el partido en el que el suizo Roger Federer, número uno del mundo, se adjudicó ayer su quinto título en Cincinnati, el 21º de la serie Master 1000 y el 76º de su carrera. Esto le permitió quedar al tope de la lista de ganadores en los dos primeros rubros y quedar a tan solo una corona del mítico estadounidense John McEnroe.

La victoria fue ante el número dos del mundo, el serbio Novak Djokovic, pero la inmensa expectativa que generó en lo previo esta final se limitó solamente al segundo set y bien podría acotarse al tie break.

Porque en ese desempate fue cuando Djokovic amenazó la victoria de Federer. Porque a los 20 minutos de juego y cuando la gente ni siquiera había empezado a abanicarse en las tribunas, el suizo se apoderó del primer set con un contundente 6-0. Porque Djokovic llegó a la cita sin su saque, que recién comenzó a entrar en el segundo parcial y con altibajos.

De la misma manera que las recordadas peleas de Mike Tyson, en las que el multicampeón aplicaba el nocaut antes de que el espectador se pudiera sentar frente al televisor, así apareció Federer ayer en el cemento estadounidense.

En ese primer set hizo gala de todos sus tiros ante la ausencia de su rival, quien en ningún momento logró sentirse cómodo dentro de la cancha.

Fue el primer 6-0 en los 28 partidos que se disputaron entre estos dos jugadores (16-12 favorable a Federer) y una de las más decepcionantes finales de Djokovic.

En el segundo set el trámite fue diferente, porque Djokovic, quien volvía a tener la responsabilidad de abrir con su saque el set, logró cambiar el chip y poner la pelota en juego. Recién luego del 2-2 se pudo ver algo del partido que se esperaba entre estos dos grandes del tenis.

Hubo buenos intercambios, muestras de la calidad y categoría de ambos, pero alternando aciertos y errores llegaron al tie break. El serbio pasó de colocar el 50% de primeros servicios en el primer set al 61% en el segundo, mientras que el suizo bajó del 73% la 54%. Esto, básicamente, explicó la diferencia entre uno y otro parcial.

Y el tie break fue una muestra en miniatura de lo que se había vivido hasta el momento. Federer tomó ventaja de 3-0 y parecía que ya no había retorno. Sin embargo, Djokovic lo igualó y pasó al frente hasta que tuvo ante sí un punto de set que no pudo plasmar.

Pasada la oportunidad, Federer no perdonó. Puso la última pelota dentro de la cancha, lejos del alcance de su rival y levantó los brazos al cielo, como en sus mejores épocas.

Dueño de un sinnúmero de récords, ya consagrado como el mejor tenista de todos los tiempos con más semanas como número uno, ayer agregó más honores a su leyenda y se preparó de la mejor manera para el US Open, último Grand Slam del año que comienza en siete días.

Ahora, junto al español Rafael Nadal, está al tope de la lista de máximos ganadores de torneos Master 1000 y, por si fuera poco, el suizo quedó a solo un título de otro ícono del tenis mundial como es John McEnroe, quien con 77 coronas quedó detrás de su compatriota Jimmy Connors (108) y el checo Ivan Lendl (94). 

No cedió ni  un servicio

Federer no cedió ningún juego de servicio en todo el campeonato. Djokovic llegó a la final en las mismas condiciones, pero fue quebrado en tres oportunidades por el suizo.

En el segundo set no hubo ni un break point, por lo que se llegó al tie break, donde sí hubo varios miniquiebres.

Djokovic nunca pudo ganar Cincinnati. Perdió cuatro finales, dos de ellas ante Federer y las dos restantes ante Andy Murray. 

El título fue para Na LI

La china Na Li se coronó campeona de Cincinnati al vencer en la final por 1-6, 6-3 y 6-1 a la alemana Angelique Kerber. Antes del partido de ayer, la tenista de 30 años había ganado cinco títulos de WTA, entre los que se destaca Roland Garros en 2011. En semifinales de Cincinnati, Na Li venció en tres sets a la estadounidense Venus Williams, mientras que Kerber había dejado por el camino a la checa Petra Kvitova.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios