Federación Egipcia suspende la liga tras sangrientos incidentes

Una veintena de hinchas murieron en los enfrentamientos previos a un partido en El Cairo

La Federación Egipcia de Fútbol ha decidido aplazar, de forma provisional, la competición del campeonato nacional de liga después de la muerte anoche de una veintena de personas en actos de violencia ocurridos antes de un partido de primera división en El Cairo.

Un comunicado de la federación precisó anoche que esta decisión fue tomada como acto de duelo en honor a las víctimas.

El organismo decidió también volver a prohibir que el público asista a los partidos de fútbol después de los choques de ayer entre aficionados ultras de fútbol y fuerzas de seguridad antes de que se disputara un encuentro entre los equipos locales del Zamalek y el ENPPI.

El portavoz del Ministerio egipcio de Sanidad, Hosam Abdelgafar, dijo hoy a Efe que esos enfrentamientos provocaron la muerte de 19 personas, pese a que anoche, la Fiscalía egipcia, citada por la agencia oficial de noticias -Mena-, cifró en 22 los muertos.

Una fuente de la morgue que recibe a las víctimas mortales dijo hoy a Efe que de momento son 19 los cuerpos sin vida que han llegado a sus dependencias.

Según informaron fuentes médicas a Efe, otras treinta personas resultaron heridas en los disturbios, que se desencadenaron cuando la policía impidió el acceso de parte de la afición al estadio de la Defensa Aérea, en el este de la capital egipcia.

El Ministerio egipcio de Interior explicó en un comunicado que simpatizantes de ambos equipos intentaron irrumpir por la fuerza en el estadio supuestamente sin haber comprado las entradas para el encuentro, que estaban limitadas a unas 10.000 personas.

En otras ocasiones, se han registrado disturbios antes y durante partidos de fútbol, pero los de hoy son los más mortíferos desde que el 1 de febrero de 2012 74 personas perecieron y 254 resultaron heridas en choques en el estadio de Port Said entre los seguidores del club local y del Al Ahly, el más popular de Egipto.

Esos sucesos sin precedentes en el país llevaron a las autoridades a prohibir la entrada de público a los estadios, aunque recientemente se levantó la mano en los torneos internacionales.

Precisamente el Ministerio de Interior y la Federación Egipcia de Fútbol habían llegado a un acuerdo para que ese veto desapareciera a partir de este mes en los partidos de la competición nacional.

El partido entre el Zamalek y el ENPPI, de la primera división de la Liga egipcia, estaba programado para las 19.30 hora local y fue atrasado por los enfrentamientos, aunque finalmente se jugó y acabó en empate (1-1).


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios