FBI registró la sede de la Concacaf en Miami

Los autoridades federales recopilaron entre 12 y 15 cajas con documentación y dos computadoras

Agentes del FBI concluyeron a primera hora de la tarde de este miércoles el registro de las oficinas en Miami Beach (EE.UU.) de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y del Caribe de Fútbol (CONCACAF) en el marco de la investigación del caso FIFA.

Entre cinco y ocho agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y del Departamento del Tesoro de EE.UU. permanecieron durante nueve horas en la sede de la Concacaf para recoger pruebas y documentos que puedan ayudar a la investigación abierta por el Gobierno estadounidense.

Los autoridades federales recopilaron entre 12 y 15 cajas con documentación y dos computadoras, que ya han sido retiradas de las oficinas para ser inspeccionadas.

El Gobierno estadounidense dio a conocer hoy la lista de los 14 imputados que, durante 24 años, habrían participado en una trama de blanqueo de capitales a través del fútbol internacional, en una operación que afectaría a la FIFA, la Conmebol y la CONCACAF.

Entre los detenidos se encuentra el presidente de la CONCACAF, Jeffrey Webb, que ha sido sustituido hoy mismo por el hondureño Alfredo Hawit, hasta ahora vicepresidente.

Otro de los imputados es Aaron Davidson, el presidente de la filial estadounidense de la empresa Traffic Sports, una compañía con base en Miami que se de dedica a la promoción de eventos deportivos tanto en Estados Unidos como en América Latina.

Traffic Sports cuenta con sedes en Sao Paolo (Brasil) -donde radica la central-, Amsterdam (Holanda) y Lisboa (Portugal), además de Miami.

Fuentes de la empresa con sede en Miami consultadas por Efe declinaron realizar comentarios sobre el operativo policial, cuyo alcance dijeron desconocer por completo.

Según las investigaciones, la empresa Traffic Sports habría participado en una posible trama de soborno a altos cargos de la FIFA por la adjudicación de contratos.

Asimismo, Traffic Sports estaría bajo sospecha de haber pagado a directivos de este organismo deportivo para que manipularan los procesos de concesión de patrocinios y derechos televisivos de varios torneos tanto en Estados Unidos como en América Latina.

Entre ellos estarían la fase de clasificación de la CONCACAF para el Mundial de Fútbol, la Copa América Centenario o la Copa Libertadores, entre otros.

Tras conocerse su imputación por parte de la justicia estadounidense, Davidson fue cesado de inmediato como miembro de la junta directiva de la Liga de Fútbol Norteamericano (NASL, por su sigla en inglés) y el comisionado Bill Peterson ocupará su lugar.

Además, la entidad también anunció en un comunicado que cancelaba todas sus relaciones comerciales con la compañía que presidía Aaron Davidson en Miami.

La Liga de Fútbol Norteamericano explicó que está decisión no afectará a los "Carolina Railhawks", el equipo de Carolina del Norte, propiedad de Traffic Sports, y que juega en esa competición.

"(El equipo) continuará operando como hasta ahora. La junta directiva del club también seguirá dirigiendo las operaciones diarias", explicó la entidad en el mismo comunicado.

Toda esta operación en Miami se llevó a cabo pocas horas después de las detenciones en Zúrich, ejecutadas por la Fiscalía de Nueva York, que forman parte de las investigaciones del escándalo FIFA.

Además, esta actuación policial coincide con la celebración del Congreso anual de la FIFA que, en unos días, deberá elegir al próximo presidente de la organización.

En Nueva York, la fiscal general de EE.UU., Loretta Lynch, señaló que se siguen investigando a varios directivos del fútbol que, durante "más de dos generaciones", se habrían aprovechado de su posición para embolsarse millones de dólares en sobornos y comisiones.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios