Falleció Dogomar Martínez

Olímpico en 1948, fue de los más destacados púgiles en la historia del boxeo uruguayo
Falleció el domingo en Montevideo a los 86 años, Dogomar Martínez, ex boxeador uruguayo, que fuera Olímpico en 1948 y lograra resistir ante el campeón Archie Moore, ante quien perdió por puntos en Buenos Aires, en lo que fue el combate más importante en su carrera.

Su exitosa historia comenzó de muy joven, a través de un hermano suyo que lo acercó al gimnasio American Texas. En 1944, antes de cumplir 15 años, celebró su primera pelea fue ante Cándido Silva en el desaparecido ring del Boston, en la Ciudad Vieja de Montevideo. Fue campeón de novicios en 1944 y 1945, año en que también ganó el cetro del rioplatense de medio mediano.

Dogomar Martínez fue tres veces campeón nacional de los medianos: en 1946, 1947 y 1948 y también ganó en tres ocasiones la corona latinoamericana, en el mismo peso, en 1946, 1947 y 1948.

En 1948 asistió a los Juegos Olímpicos de Londres, los primeros tras la post guerra, con su entrenador Francisco Costanzo. En el evento olímpico, y en peso mediano, venció al polaco Antoni Kolcynski y cayó en el segundo combate ante el italiano Ivano Fontana, a la postre medallista de bronce.

Como púgil profesional debutó el 13 de enero de 1951, en combate en que venció por puntos, tras cuatro rounds al también uruguayo Domingo Arregui (h) y su mantuvo invicto hasta el combate ante Archie Moore.

El histórico combate ante Archie Moore

El combate más célebre en la carrera de Dogomar Martínez fue ante el legendario Archie Moore, el 12 de setiembre de 1953 en el Luna Park de Buenos Aires. Dogomar Martínez cayó, por puntos, ante Archie Moore, ante quien se mantuvo en pie durante los diez rounds que duró el combate, por más que fue a la lona en dos ocasiones en el quinto y octavo asalto respectivamente. Fue la primera derrota que sufrió Dogomar Martínez como profesional.

Tras el combate ante Archi Moore, en 1954 venció a Atilio Caraune y reclamó la corona sudamericana del peso medio pesado, aunque el cetro se le otorgó en 1957, título que retuvo en dos oportunidades en 1958, la primera ante el brasileño Luiz Inacio “Luizão” y posteriormente ante el peruano Mauro Mina.

El 16 de enero de 1959, en San Pablo resignó su corona continental ante “Luizão”, quien lo venció por puntos tras 15 rounds. El 9 de mayo de ese mismo 1959, en el Palacio Peñarol, volvió a vencer a “Luizão”, por puntos tras 15 asaltos y recuperó el título sudamericano de los medio pesados. Ese éxito logrado en el Palacio Peñarol significó el último combate de su exitosa trayectoria, en la que jamás perdió, como profesional, un combate por knock-out.