Extrema seguridad para cuidar el nº 1

Roger Federer debutará el miércoles en el Masters 1000 de Shanghái donde llegó y fue amenazado de muerte; nuevamente estará en juego el primer lugar del ranking ATP y el sueño de llegar a las 300 semanas en la cima

Roger Federer cumplió el lunes 299 semanas como número uno del mundo del tenis. Las celebró en Shanghái donde a partir de mañana disputará el Masters 1000 donde necesita llegar a cuartos de final para alcanzar las 300 semanas al tope del ranking ATP. 

Federer arribó la semana pasada a China donde recibió amenazas de muerte por un internauta que firmaba como Gato Azul.

“Planeo asesinar a Federer para exterminar el tenis”, escribió en un foro chino.

Esto determinó que se montara un fuerte dispositivo de seguridad en torno al estelar tenista.

El Gato Azul se disculpó el sábado, pero las medidas de seguridad siguen desplegándose.



La frase
"Evidentemente, puede ser un poco perturbador (la amenaza), pero no hay ninguna preocupación. Debes ser consciente, no obstante, de todo lo que pasa alrededor tuyo”, dijo Federer en conferencia de prensa.


A la cancha
A Federer le toca ahora enfocarse en el juego y luchar contra otra amenaza, la de Novak Djokovic, número dos del mundo.

Federer le lleva 835 puntos a Nole. Ninguno defiende unidades esta semana ya que ambos se ausentaron del torneo el año pasado por molestias físicas.

Para que Djokovic recupere el número uno tienen que pasar dos cosas: el serbio debe ser campeón y Federer no tiene que alcanzar los cuartos de final del certamen.

Un Masters 1000 reparte mil puntos para el campeón, 600 para el segundo, 360 para los semifinalistas y 180 por alcanzar cuartos.

Ambos tenistas iniciarán el miércoles el torneo jugando directamente en segunda ronda, con lo cual ya aseguran 45 puntos.

Federer debutará ante el ganador del duelo que sostendrán hoy Ze Zhang y Yen-Hsun Lu.

Djokovic ya conoce a su rival. Será el búlgaro Grigor Dimitrov, número 56 ATP, quien derrotó el lunes al español Pablo Andújar por 7-5, 6-3.

Es accesible
Si el objetivo primario de Federer es llegar a cuartos de final para retener el número uno, el camino se presenta bastante accesible.

Si supera a Zhang o Lu en octavos de final puede chocar con Denis Istomin, Carlos Berlocq, Albert Ramos o su compatriota Stanislas Wawrinka, en busca de su pasaje a cuartos.

Rumbo a semifinales se pueden cruzar dos top 10 en su recorrido: Marin Cilic y Juan Mónaco.

Recién en semifinales puede tener un cruce verdaderamente exigente: Andy Murray, campeón en Shanghái de las dos últimas ediciones del evento.

Más complicado
El camino de Djokovic rumbo a la definición parece más empinado ya que del lado de su cuadro hay top 10 más poderosos: Jo-Wilfried Tsonga, Tomas Berdych y Janko Tipsarevic.

Nole llega incentivado por su triunfo en el ATP 500 de Pekín tras derrotar el domingo en la final a Tsonga por 7-6 (4), 6-2.

Lo que viene
Federer defiende en esta parte del año más puntos que Djokovic producto de que su recta final de la temporada 2011 fue excelente.

En 2011, Federer ganó los últimos tres torneos que disputó: Basilea (ATP 500), París-Bercy (Masters 1000) y el ATP World Tour Finals de Londres.

Djokovic, en cambio, sintió a fines de 2011 su notable comienzo en la temporada donde llegó a ser número uno del mundo ganando 10 títulos, incluidos tres Grand Slams (Australia, Wimbledon y US Open) y cinco Masters 1000.

En la recta final del año pasado, Nole fue semifinalista en Basilea, llegó a cuartos de final en París y no pasó del grupo en Londres.

Esto determina un mayor grado de exigencia para Federer para el después de Shanghái. El suizo expresó en China que además quiere terminar el año como número uno.

Pero primero deberá afrontar el Masters 1000 del gigante asiático. Olvidar las amenazas de muerte –que conoció 10 días antes de que se hicieran públicas– y no confiarse en el camino accesible que tiene rumbo a la histórica semana 300.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios